El sargazo, el alga que viste las playas de Miami y de México con olor a podrido

257

EEUU. Las playas de Miami, en Estados Unidos, y otras de México están siendo afectadas por el sargazo -un alga de color amarronado-, que llegó para quedarse debido al grave daño que le están haciendo al Amazonas.

Este año, la cantidad de sargazo será menor al récord histórico de 2018, aunque superior a lo observado en 2015. Este dato lo arroja un estudio publicado por la Nacional de la Aeronáutica y el Espacio (NASA) y la Universidad del Sur de Florida.

Sin embargo, la cantidad el tiempo y la ubicación de las «oleadas» dependerán de la circulación oceánica local y de los vientos.

Lo anterior afecta a las populares playas, ya que los turistas se ahuyentan porque el agua se ve sucia o turbia. Además, el «olor del alga podrida satura el aire».

Por otra parte, la fauna marina está siendo afectada ya que miles de tortugas mueren porque no pudieron atravesar las playas por la existencia de las plantas acuáticas.

La causa de la producción de sargazo

Steve Leatherman, experto en medio ambiente de la Universidad Internacional de Florida (FIU), explicó: «El principal problema es el río Amazonas. El segundo, el calentamiento global. Mientras más caliente esté el agua, más se reproduce»,

Según los científicos, hacia 2011 aumentó la agricultura en la región brasileña del río Amazonas. Esto derivó en un mayor uso de fertilizantes, porque, para sembrar más, los cultivadores que deforestan la selva obtienen a cambio un suelo muy pobre de barro rojo.

Estos fertilizantes son arrastrados por las lluvias al río Amazonas y terminan vertiéndose en el océano Atlántico, donde fertilizan exageradamente a las algas. El resultado es que «hay 20, 30, 50 veces más, 100 veces más sargazo del que hubo nunca antes», agrega Leatherman.

Autoridades preocupadas

Según el portal de Noticias CNN, las autoridades del lugar indicaron que más de 20 kilómetros de las playas de Miami están siendo invadidas. Por lo que iniciarán su recolección por medio de camiones.

Está inversión en limpieza -sólo en «Miami Beach»- les costará «unos 350 mil dólares al mes».

En México, específicamente en Cancún, las han mantenido limpias para resaltar el color turquesa del agua, aunque al igual que otras se ven afectadas.