3.500 millones de euros. Esa es la cifra, según Daily Mail, que podría pagar Mohammad bin Salman para comprar el Manchester UnitedAvram Glazer, uno de los copropietarios del equipo inglés, viajará a Oriente Medio para negociar con uno de las personas más importantes en el gobierno de Arabia Saudí.

El Manchester podría estar en venta. Así lo ha afirmado un diario británico que informa que el príncipe heredero de Arabia Saudí, actualmente ocupa la segunda posición más alta en el gobierno del país solo por detrás del rey, quiere hacerse con los servicios del United.

Los Glazer quieren así rivalizar con los propietarios de Abu Dhabi del Manchester City. Aún no han dado el visto bueno a la operación, pero en el caso de producirse supondría un desembolso de unos 3.500 millones de euros. Otra opción es que se adquiera parte del equipo inglés para pasar así a ser copropietario.

Poco dinero para alguien con una fortuna valorada en 964 billones de euros. Salman ha sido el príncipe heredero de Arabia Saudí desde junio de 2017 y también es el primer viceprimer ministro del país, presidente del Consejo de Asuntos Económicos y de Desarrollo y Ministro de Defensa más joven desde que adoptará hace tres años cargo.

Hoy en día Salman se encuentra en el ojo de la polémica internacional tras la desaparición del periodista del Washington PostJamal Khashoggi, del consulado saudí en Estambul hace dos semanas debido a que fue crítico con Mohammad.

Polémica

El príncipe Mohammed bin Salman, en tanto, fue apuntado por fuentes de inteligencia de Estados Unidos; los cuales aseguraron que ordenó una operación para atraer al columnista del Washington Post Jamal Khashoggi. Así de vuelta a Arabia Saudita desde su casa en Virginia y luego detenerlo.

Khashoggi fue un destacado crítico del gobierno saudí y de Bin Salman en particular. Varios de los amigos de Khashoggi dijeron que durante los últimos cuatro meses altos funcionarios saudíes cercanos al príncipe heredero llamaron a Khashoggi para ofrecerle protección e incluso un trabajo de alto nivel para el gobierno, si regresaba a su país de origen.