EEUU: Hondureña era «acosada» por su asesino y alertó a familiares

574
Imágenes de Marvin Esquivel, Rossibeth y sus hijos antes de la tragedia.

Rossibeth Flores Rodríguez (hondureña) y a sus dos hijos murieron el martes en la noche en la casa que compartía con su asesino en Iowa (EEUU): un guatemalteco llamado Marvin Esquivel, pero antes de eso había alertado a su familia sobre lo insegura que se sentía.

Ayer, durante una entrevista con Suyapa Barrera, Tiempo Digital confirmó que Marvin y la hondureña se habían hecho amigos en El Paraíso, Copán, cuando ella vendía comida con su madre, y él trabajaba como guardaespaldas.

Lo anterior sucedió en el 2014. Después de las dos deportaciones de Estados Unidos que en su contra que sucedieron en 2010 y 2011 respectivamente.

Por tal razón, Marvin fue una de las personas que le ayudó a la catracha para emigrar cuando ella, por las pocas oportunidades laborales que hay en el país, decidió irse para Estados Unidos.

Pero meses después el triple crimen fue cometido por quien le tendió la mano a sus víctimas.

«La acosaba»

En febrero pasado la catracha decidió salir de con la ayuda de un coyote. Iba con los Daniela Flores Alvarado, de 11 años y Ever Jo, de cinco: sus hijos.

A pesar de que sus familiares decían que ellos nunca tuvieron intereses amorosos y se miraban como amigos. Este día nuevas revelaciones salen al respecto. Marvin -quien se identifica en Facebook con el apellido Esquivel- «acosaba» a Rosibeth para que tuviera «una relación sentimental con ella».

«Quiero irme de esta casa porque no me siento segura aquí», reveló Rosa, la madre de fallecida, que le comunicó su hija. Según un medio de comunicación en EEUU llamado Lantix.

El hombre también vivía en el hogar con su esposa norteamericana y dos hijos, cita KCCI Des Moines.

Después de los homicidios, el hombre se entregó y alega que mató a los hondureños en defensa propia. Hay un testigo que lo desmiente, según autoridades. Por el momento está preso y tiene que responder por tres asesinatos en primer grado.

Antecedente violento

En 2016, la exesposa de Marvin interpuso una denuncia en el Condado de Ponk. Esto porque había golpeado a su actual esposo. Y quería una orden de alejamiento. Anteriormente el guatemalteco también la había golpeado a ella y a sus hijos. Pero llegaron a un acuerdo para que sólo tuvieran comunicación a través de un pariente.