Educación define: ¿Cómo finalizarán el año escolar en centros privados?

1150
educación
Un acuerdo de la Secretaría de Educación manifestó cómo los centros privados, cuyo calendario es de septiembre a junio, podrán terminar su año lectivo pese a las consecuencias de la pandemia.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. La Secretaría de Educación aprobó lineamientos de emergencia para la evaluación de aprendizajes en los Centros Educativos No Gubernamentales (privados), con el propósito de que procedan a la finalización del año lectivo 2019-2020.

El conjunto de instrucciones se plasmó en el acuerdo 0154-SE-2020, publicado en el Diario Oficial «La Gaceta» número 35 mil 255, por orden del titular de la secretaría, el ingeniero Arnaldo Bueso.

El acuerdo desglosa en qué forma podrán culminar las actividades los diferentes niveles de la educación privada, bajo dos posibilidades: que se reanuden, o no, las jornadas presenciales. Es oportuno recordar que dichas entidades operan en un período de septiembre a junio.

De igual interés – Ministro de Educación: Retorno a las aulas de clase será con mascarillas

Educación Prebásica y Básica

Los integrantes más pequeños del engranaje educativo, los que corresponden al nivel prebásico, serán promovidos al grado escolar siguiente en base con un informe.

Las autoridades de cada centro educativo tendrán la responsabilidad de entregar a la familia un informe sobre el crecimiento y desarrollo integral de las capacidades, en distintos sentidos, de los infantes en el período académico.

Se tomarán en cuenta las habilidades físicas y motoras, socio-afectivas, lingüísticas y cognitivas. La documentación en mención será la que permitirá la promoción al nivel inmediato superior.

En cuanto al nivel básico, Educación informó que las escuelas y colegios que culminaron la evaluación correspondiente al tercer parcial, deberán registrar las calificaciones de cada educando. Si no se completó la examinación, la calificación deberá ser obtenida mediante la sumatoria de los porcentajes logrados por cada estudiante, basándose en un 100 por ciento. No se permite exámenes escritos o prácticos para la evaluación del parcial.

En el caso de que las clases presenciales se restablezcan, la evaluación de aprendizajes consistirá en un análisis, mediante un proceso de diagnóstico, de los avances logrados durante el estudio en casa. Considerando eso, se ejecutará un proceso de nivelación, con el propósito de que no existan «brechas de aprendizaje».

El cuarto parcial, si persiste el confinamiento domiciliario, se limitará al cumplimiento de tareas en casa. Para asignaturas con tres horas o menos de clase a la semana, habrá un mínimo de cinco tareas semanales. Mientras que, para las clases con cuatro o más horas, el mínimo será de dos tareas.

La nota mínima de aprobación se mantendrá en 70 por ciento. El alumno que no alcance ese promedio, podrá acceder a actividades de reforzamiento que permitan evidenciar el aprendizaje mínimo para cursar un grado superior. El educando de tercer ciclo también podrá optar a llevar una asignatura como «retrasada» en su siguiente año lectivo.

Nivel Medio

Respecto a los escolares que cursan actualmente grados correspondientes a la educación media también se describió cómo podrán terminar su año lectivo.

Los centros educativos que, a través de diversos mecanismos, lograron finalizar la evaluación el primer parcial, deberán registrar las calificaciones. Caso contrario, la nota deberá ser obtenida mediante la sumatoria de los porcentajes logrados, en base con un 100 por ciento.

De igual forma, si las clases presenciales son restablecidas, se efectuará un proceso diagnóstico para evaluar las habilidades desarrolladas y conocimientos adquiridos.

Si no se concreta el regreso a la «normalidad», proseguirán los aprendizajes vía actividades en casa. Las asignaturas que sean de tres o menos horas a la semana, deberán evaluarse con un mínimo de cinco tareas. Y, para los espacios curriculares con más de tres horas, el mínimo será de dos tareas. Igualmente, se prohíbe imponer exámenes escritos o prácticos.

La nota de aprobación y consecuente promoción se mantiene en 70 por ciento. El estudiante que finalice reprobado, tendrá el derecho de recibir la asignación de más tareas, pero, no exámenes escritos ni ejercicios prácticos.

En cuanto al décimo grado, la promoción se producirá aunque, aún con las actividades de reforzamiento, no alcance el 70 por ciento mínimo. Sus posibilidades recaerán en un examen de recuperación al inicio del siguiente año escolar, o, en último caso, llevará la clase retrasada. Lo mismo aplica para quienes cursan el undécimo grado.

Cabe destacar que las directrices no varían para los educandos del Programa Todos Podemos Avanzar (TPA).

Trabajo Educativo Social, Práctica e Himno

Educación también se refirió al Trabajo Educativo Social (TES). Ordenó que se dé por concluido el mismo con el porcentaje de horas que cada alumno ejecutó hasta la suspensión de las clases en el sistema de educación nacional. Eso ocurrió el 12 de marzo.