SAN PEDRO SULA. Una niña y un niño son los dos hijos que deja la joven madre, que murió atropellada antier por un carro de Dunbar en la primera calle del Barrio El Centro de la ciudad industrial.

La víctima del lamentable hecho respondía al nombre de Nidia Johana Bejarano, quien laboraba para Banco Azteca.

Johana tenía dos hijos una pequeña (Mía) de apenas tres años de edad y un varoncito (Alex) de 11 años. A quien precisamente le iba a comprar unos útiles escolares cuando fue arrollada por el camión.

“Sus hijos eran el motor de su vida, siempre estaba hablando de ellos,” comentó Wendy Castellón, quien era compañera de trabajo de Nidia.

El día que falleció su pequeñita lloraba cuando está se marchó hacia su trabajo, como presintiendo la muerte de su madre, menciono la acongojada abuela.

Alex, cursa el primer curso en un instituto del municipio de La Lima.

Nidia desde el sábado se encontraba festejando el Día de la Madre en un convivió que les realizaron en la agencia bancaria para la cual laboraba.

CONMOCIÓN ENTRE SUS COMPAÑEROS

“Era muy servicial, siempre estaba allí donde la necesitaban,” mencionaba Guillermo Cárcamo, quien era compañero de trabajo y se encontraba en el velatorio de la fémina.

Johana acababa de salir de su trabajo y se encontraría con su esposo para comprar los útiles del menor.

Nidia trabajaba en una agencia bancaria a una cuadra antes de donde ocurrió la tragedia.

Su compañero comentó que una persona ingreso al banco a comunicarles sobre el hecho ocurrido en la primera calle. En donde una persona andaba identificada con el uniforme de la Banco Azteca y de inmediato supieron que era su compañera.

Lea también: San Pedro Sula: una joven muere atropellada por un carro de la empresa Dunbar

“Sabíamos que era ella, porque era la única que había salido en ese momento,” comentó Wendy Castellón.

Relató que cuando llegó con su compañero Guillermo, la joven madre tenía signos vitales; pero estaba muy golpeada en ese instante abrió sus ojos y expiro en el lugar.

Carlos Fuentes, su esposo presenció la descargadora escena y pidió justicia ante las autoridades que llegaron al lugar.

La pareja tenía 11 años de estar juntos y se su esposo tenía muchos planes como esposo y padres.

Sin embargo, la muerte tocó la puerta de su hogar un día después del día de la madre.

Por otra parte, el conductor del vehículo de Dumbar Walter Alexander Martínez Barahona, fue detenido para efectos de investigación.