supuesto violador
El detenido esta acusado de dos delitos.

El Paraíso, Honduras. – Un supuesto violador fue detenido este martes por las autoridades policiales, en el municipio de Trojes, en el departamento de El Paraíso; por suponerlos responsable de haber abusado sexualmente de una menor de edad sordomuda, es decir, con problemas auditivos y de habla.

Este supuesto violador, fue identificado como Osman Fabricio Amador Barrientos. Quien es originario y residente en la colonia El Mirador, en Danlí, El Paraíso.

El supuesto violador también es acusado de trata de personas

Además, según las investigaciones de las autoridades policiales, este supuesto violador también está acusado del delito de trata de personas. Por lo que ya serían dos delitos que se le imputan al mismo.

Según dieron a conocer las autoridades policiales, la detención de este supuesto violador, fue en obediencia a dos órdenes de captura. Por los delitos antes mencionado.

Una de éstas órdenes de captura fue emitida el pasado 21 de febrero y la otra el 7 de junio.

Sucesos: Detienen a un padre que violó a su hija durante tres años en Choloma

En ese sentido, los delitos que se acusan específicamente a este supuesto violador, con su respectiva orden de captura, son los siguientes:

  • Violación especial, de acuerdo al expediente 0703/2017/00348.
  • Trata de personas, con número de expediente 0703/2017/03671.

Delitos sexuales en El Paraíso

Apenas la semana anterior, en este mismo sector del país, un hombre fue detenido por actos de lujuria en perjuicio de su propia hija de apenas dos años edad. La progenitora de la menor le acusó ante las autoridades de la Policía Nacional.

El sospechoso fue requerido en atención a una orden de detención preventiva. Se trata de Gustavo Adolfo Licona Rivera, de 25 años de edad, originario de Danlí.

Según el expediente investigativo, la madre le denunció al ver algo anormal en las partes íntimas de su hija. Por lo que los agentes empezaron, en coordinación con la Fiscalía del sector, a realizar la evaluación con Medicina Forense.

Fueron médicos forenses quienes dictaminaron que había sido víctima del delito de actos de lujuria agravados. En este caso, teniendo como principal sospechoso a Licona Rivera, por lo que se le giró una orden de detención preventiva.