Detienen a Gerson Rivera, famoso por frase «como sos, va», en Tegucigalpa

1783
Gerson Rivera
Gerson Rivera se hizo "famoso" por pedir públicamente perdón a su exnovia .

Tegucigalpa, Honduras. Tras saltarse un operativo realizado de la Policía Nacional en cercanías a la colonia Las Vegas de la capital hondureña, esta mañana elementos de la Policía Militar del Orden Público (PMOP) detuvieron, para efectos de investigación, a Gerson Rivera y a tres personas más.

Según la información brindada por las autoridades, el grupo de jóvenes se dirigía en un automóvil que no portaba placas.

Al interior del vehículo encontraron bebidas alcohólicas y un arma de fuego sin los documentos correspondientes para su portación.

Tras su detención, manifestó que él únicamente estaba acompañando al resto de jóvenes; sin embargo no dio más detalles.

«Como sos, va»

Gerson Rivera se hizo popular en Honduras luego de asistir a un programa de televisión a pedirle a su ex pareja, entre lágrimas y canciones, que regresará con él.

Ante la negativa de la joven, él respondió «como sos va», frase que resultó siendo tendencia en el país.

Lea también: Valiente pasajero saca su arma y dispara contra asaltantes de bus «rapidito»

Indignación porque un “maltratador confeso” se volvió famoso

El pasado mes de septiembre, algunos conocedores del caso criticaron que un “maltratador confeso” se haya vuelto famoso. Los comentarios fuertes hacia su persona también abundan en su página y en redes sociales.

Lo señalan de machista, maltratador de mujeres e incluso una “vergüenza para el país”.

“Esta página es lo más estúpido que he visto. Tanta gente sufriendo en los supermercados y tanta gente ayudando a este ‘pijeador’ de mujeres”, decía el comentario de un dama.

“Ridículo este joven, pero más ridícula la gente que apoya este tipo de conductas, apoyando a un abusador de mujeres y denigrando a una joven valiente que tomó la mejor decisión de su vida”, decía un comentario más.

“Eso no es amor, eso es que te querías hacer famoso a costillas de ella”, decía otro.

“Gerson, uñas escondidas, lo maltratado no se te va a quitar aunque vistas ropa fina”, uno más.