DANLÍ, Honduras. – Miembros de la Policía Nacional de Honduras, detuvieron este sábado a un hombre cuando destazaba un burro en el municipio de Jacaleapa, Danlí, departamento de El Paraíso.

El hombre fue identificado como Douglas Armando Valladares Escoto, originario y residente en el lugar de su captura. Además, se informó que el individuo fue aprehendido infraganti al momento que cortaba al animal para luego ofrecerlo al mercado de la ciudad.

Cabe mencionar que Valladares Escoto fue denunciado por vecinos de la zona que alertaron a las autoridades que el antes mencionado se encontraba realizando dicha actividad.

Al momento de su detención se le encontró en posesión de varios cuchillos y bolsas plásticas. También, varias canastas donde presuntamente pensaba llevar la carne de burro.

En ese sentido, las autoridades policiales determinaron remitir al Juzgado de turno a Valladares Escoto. Esto, a fin de que responda por los delitos que se le imputarán.

Estos eran las cajas plásticas donde el hombre tenía la carne de burro.

Para finalizar, es importante mencionar que en Honduras está prohibida la comercialización de ese tipo de carne, ya que solo está permitida la venta de carne de ganado vacuno.

 Lea también: Condenan a un hombre que mató a mujer por no aceptarlo como pareja


Otros sucesos de la zona central de Honduras

Condenan a violador Tony Mauricio Martínez Grande, ayer viernes mediante un procedimiento abreviado por parte de la Fiscalía Especial de Delitos contra la Vida (FEDCV).

La condena fue por haber cometido el delito de femicidio en perjuicio de Ángela Rosa Martínez Ávila. La pena impuesta fue de 22 años 6 meses de cárcel.

Así lo informó la Sección de Investigación de Muertes Violentas de Mujeres y Femicidios de la FEDCV. Dicha sección logró conocer las pruebas científicas de este caso.

Además, Medicina Forense aportó las pruebas y alertó sobre los resultados de la fémina Martínez Ávila. Se comprobó que se trataba de una violación.

Por lo tanto, se procedió a dar captura al sujeto. De Ávila en su momento se encontró que le faltaba un pedazo de lengua.

El relato de los hechos revela que todo ocurrió el pasado 8 de agosto de 2016. El personal de la morgue judicial del Centro de Medicina Legal y Ciencias Forenses del Ministerio Público (MP) registró el levantamiento el cadáver de una mujer en estado de putrefacción. El cuerpo tenía entre 2 y 4 días de haber expirado.

El hecho se registró en en un sector montañoso cercano a residencial El Tablón, sobre el anillo periférico. Dicho lugar queda en la zona sur de Tegucigalpa. Este crimen quedó registrado en la lista enorme de los femicidios que casi a diario se registran e Honduras.

Según investigaciones, la mujer tras ser ultrajada por el agresor, también recibió golpes y perdió la vida. Pero lo curioso de este femicidio, es que la víctima tomó la venganza por sus propias manos.

Según las investigaciones científicas de los médicos forenses, Ángela Rosa Martínez Ávila le arrancó la lengua a su violador.