TEGUCIGALPA, HONDURAS. Gracias a la gestión de Tiempo Digital, esta mañana una cuadrilla del Servicio Nacional Autónomo de Acueductos y Alcantarillados (SANAA), llegó a Ciudad Kennedy a solucionar el derrame de aguas negras en esa comunidad.

Tras recibir la denuncia  de Diario Tiempo Digital, la oficina de alcantarillado de la estatal ha llegado  a esa Ciudad para dar solución a este problema que está afectando la salud y economía de un sector de los pobladores.

Los afectados se mostraron agradecidos con el Diario ya que éste es un problema que sufren año con año, ya que la tubería está colapsada y de ella emana fetidez y contaminación.

Gestión

Al hablar con el relacionado público del SANAA, Luis Ordoñez, e informarle lo que ocurre en ese sector, éste acordó dar prioridad al problema. Lo anterior debido a que el derrame de aguas negras está muy cerca del kínder y escuela John. F. Kennedy. Además,  a unas cuadras de las oficinas de la Dirección Policial de Investigación  (DPI).

Necesita leer: Ciudad Kennedy: Un eterna lucha contra la contaminación

Solución del problema

Al lugar llegó una cuadrilla de 10 personas al mando del ingeniero  Pablo Ordoñez, quien explicó que están trabajando primero en desobstruir la tubería para posteriormente remplazar la vieja tubería de concreto por una nueva de PVC de 10 pulgadas de diámetro.

Un total de 10 personas trabajan en la Ciudad Kennedy.

Trabajan en el lugar cuadrillas de construcción, mantenimiento  y los operadores de la maquinaria (tractor y excavadora) y el ingeniero que coordina la obra.

Ordoñez detalló que “la obstrucción es causada por los mismo pobladores. Muchos tienen conectadas las aguas lluvias con las aguas negras. De igual forma la gran cantidad de basura, dejando como resultado un tapón de sedimento”.

“Se cambiaron 12 metros de tubería de PVC de 10 pulgadas con una profundidad de 2.40 metros, se realizará un foco de inspección aquí en este sector. Tenemos pensado terminar con el trabajo hoy por la tarde debido a que es una zona de alto tráfico”. Para mañana hacer limpieza y poner tapadera,  agregó.

Sobre el problema señaló que los vecinos son quienes han agravado el problema, ya que allí se encontraron pañales desechables, plásticos, trapeadores y desechos sólidos que no deben ser arrojados a la tubería.

Por lo anterior, se recomienda tanto a los pobladores de la Kennedy como a la población en general no tirar desechos a las tuberías para evitar la obstrucción y otros problemas relacionados.

Calle estará cerrada

Por hoy la calle de la primera entrada de la Kennedy permanecerá cerrada. Debido a que se necesita excavar para cambiar la tubería. Esto al menos mientras se terminan los trabajos, dijo Ordoñez.

Pestilencia afecta salud y economía

 Los vendedores del lugar aseguran que han perdido clientela y las ventas han bajado de forma considerable.

Cabe destacar, que en ese sector se han presentado brotes de calentura y alergias. Esto como consecuencia de estar en contacto con la contaminación que emana la alcantarilla.