La selección de Croacia alcanzó los cuartos de final del Mundial de Rusia 2018 tras eliminar, en el lanzamiento de penaltis, a Dianamarca, después de que el partido, prórroga incluida, terminara con empate a un gol.

Croacia se medirá a Rusia en cuartos de final del Mundial tras eliminar a Dinamarca en los penaltis (3-2). Durante los 90 minutos reglamentarios el resultado ha sido de empate a uno. Primeros cinco minutos locos, marcando Dinamarca en el minuto uno y empatando Mandzukic tres minutos después.

Mathias Jorgenssen en el primer minuto y Mario Mandzukic, en el cuatro, marcaron los goles en el partido. El marcador no se movió después y el partido fue al tiempo extra, donde Luka Modric, a un minuto del final, falló un penalti ante la gran estirada de Schmeichel.

Croacia le debe a Subasic la clasificación para cuartos de final de un Mundial por segunda vez en su historia. Croacia, tras el 1-1 final, se impuso a Dinamarca en una tanda de penaltis de infarto en la que el meta del Mónaco detuvo tres lanzamientos y Kasper Schmeichel, que le había parado ya uno en la prórroga a Modric, atrapó dos. Otro capítulo memorable para este loco Mundial de Rusia.

Croacia y Dinamarca empatan (1-1) están jugando el primer partido de eliminación directa en la Copa del Mundo en el que se ven dos goles en los primeros cuatro minutos de juego; cuarto en toda la historia de la competencia. Despertador.

Schmeichel, ya en la tanda, hizo lo imposible por clasificar a Dinamarca para cuartos. Detuvo los tiros de Badelj y Pivaric… pero Subasic atrapó tres. El meta del Mónaco se impuso a Eriksen , Schöne y Khron-Dehli para sellar la clasificación. Schmeichel padre lo sufría en la grada y Suker, presidente de la Federación croata, sonreía.

Previa:

Veinte años después de alcanzar las semifinales en el Mundial de Francia, Croacia está ante una gran oportunidad de intentar volver a repetir la historia este domingo.

Aunque para llegar a la penúltima instancia, deberá comenzar primero eliminando a Dinamarca en octavos de final del Mundial Rusia 2018 en el estadio de Nizhni Nóvgorod.

Con un país recién nacido, aquella selección formada por estrellas como Davor Suker, Zvonimir Boban, Robert Prosinecki; Robert Jarni o Slaven Bilic alcanzó el tercer puesto después de caer en semifinales ante la anfitriona Francia. A la postre ganadora del torneo.

Dos décadas después, con una nueva generación de grandes jugadores liderados por Luka Modric e Ivan Rakitic. Los croatas sueñan con emular aquella hazaña, después de haber completado una espectacular primera fase.

Tres victorias en tres partidos, nueve puntos, siete goles a favor y solo uno en contra (de penal y en el último día; contra Islandia, cuando los balcánicos ya estaban clasificados).

Salvo Uruguay Bélgica (que también acabaron con 9 puntos), ninguna otra selección octavo finalista puede presentar los números de Croacia. Aunque el gran aval de los balcánicos fue la demostración realizada contra Argentina en la segunda jornada; a la que humillaron por 3-0.

Alineaciones

Croacia: Danijel Subasic – Sime Vrsaljko, Dejan Lovren, Domagoj Vida, Ivan Strinic – Ante Rebic (o Mateo Kovacic), Luka Modric; Ivan Rakitic – Marcelo Brozovic, Ivan Perisic, Mario Mandzukic.

Dinamarca: Kasper Schmeichel – Henrik Dalsgaard, Simon Kjaer, Andreas Christensen (o Mathias Jorgensen); Jens Stryger Larsen – Thomas Delaney; Lasse Schöne, Christian Eriksen – Yussuf Poulsen, Pione Sisto, Nicolai Jorgensen.