17.7 C
Honduras
jueves, septiembre 16, 2021

¿Covid-19 entre las pandemias más letales?; La historia lo aclara

REDACCIÓN. Al menos 8 mil muertes ha dejado el COVID-19 en todo el mundo y de esa forma se une a la larga lista de pandemias (declarado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en la historia de la humanidad.

Con más de 200.000 casos confirmados en el mundo y al menos 8.000 muertes, el brote de coronavirus, desató una crisis global como hacía tiempo no se veía.

Sin embargo, la historia puede ayudar a poner en perspectiva lo que está sucediendo. A pesar de la gravedad inusitada de este brote originado en China, en diciembre pasado, aún está lejos de los más letales de la historia. A continuación, un repaso por las pandemias más significativas de las que hay registro:

  • Peste antonina (165-180): 5 millones de muertes
  • Plaga de Justiniano (541-542): 30-50 millones de muertes
  • Epidemia de viruela japonesa (735-737): 1 millón de muertes
  • Viruela (1520): 56 millones de muertes
  • Fiebre amarilla (fines de 1800): 100.000-150.000 muertes
  • La tercera peste (1855): 12 millones de muertes
  • Gripe rusa (1889-1890): 1 millón de muertes
  • Gripe asiática (1957-1958): 1,1 millón de muertes
  • Gripe de Hong Kong (1968-1970): 1 millón de muertes
  • SARS (2002-2003): 770 muertes
  • MERS (2012-actualidad): 850 muertes

Lea también: Más de 300 voluntarios extranjeros permanecen varados en Honduras

Peste negra (1347-1351): 200 millones de muertes

Se la considera la pandemia más mortífera y con el impacto más duradero en la historia de la humanidad. Se cree que el brote comenzó en Asia Central, y desde allí pasó por la Ruta de la Seda hasta llegar a la península de Crimea en 1343. Alojada en las pulgas de las ratas negras, se esparció por toda Europa usando como medio de transporte a los barcos mercantes.

Las estimaciones más conservadoras sostienen que mató al 30% de la población europea, pero las más audaces dicen que hasta el 60% pudo haber muerto como resultado de la pandemia. El continente tardó 200 años en recuperar su nivel anterior de habitantes, aunque algunas regiones, como Florencia y sus alrededores, tardaron hasta el siglo XIX.

Lea también: JOH anuncia medidas para mitigar impacto económico por el Covid-19

Cólera (1817-1923): 1 millón de muertes

La falta de tratamiento de los excrementos humanos y la ausencia de agua potable son los principales responsables de la propagación del cólera. Entre 1817 y 1923 se produjeron las primeras seis pandemias de esta enfermedad en distintos puntos del continente asiático.

VIH/sida (1981-actualidad): 25-35 millones de muertes

El sida es causado por un virus de inmunodeficiencia humana que se originó en primates del África central y occidental a principios del siglo XX. Si bien varios subgrupos del virus adquirieron la capacidad de infectar a seres humanos, la pandemia tuvo sus orígenes en la aparición de una cepa específica, el subgrupo M del VIH-1, en Leopoldville, República Democrática del Congo, y se disparó a partir de 1981.

Actualmente hay 37,9 millones de personas que están infectadas con VIH en todo el mundo, y solo en 2018 murieron 770.000 personas por esta enfermedad. El África subsahariana es la región más afectada, y el 61% de las nuevas infecciones provienen de allí.

Gripe porcina (2009-2010): 200.000 muertes

Fue la segunda pandemia causada por el virus de la gripe H1N1, casi un siglo después de la gripe española. De todos modos, se trata de una nueva cepa de H1N1, que se originó cuando los virus de las gripes aviar, porcina y humana se combinaron con un virus de la gripe porcina euroasiática, razón por la que se la conoce como gripe porcina.

El brote apareció en cerdos de una región del centro de México, y a partir de allí se propagó. Se estima que entre el 11 y el 21% de la población mundial de entonces contrajo la enfermedad.

Ébola (2014-2016): 11.300 muertes

Es una fiebre hemorrágica viral que afecta a los humanos y a otros primates. El de 2014 fue el brote más generalizado de la enfermedad en la historia. Los primeros casos se registraron en Guinea en diciembre de 2013, y de allí se propagó a Liberia y Sierra Leona, donde causó devastadores efectos humanos y materiales. La tasa de letalidad entre los pacientes hospitalizados llegó a ser de entre el 57 y el 59 por ciento.

Más noticias

Últimas Noticias

Abrir anuncio

Close
error: Contenido Protegido