Con todos sus ahorros y tristeza, niño deja a perrito en albergue; en su casa lo maltrataban

288
Perrito Simón

México. El primero de marzo fue dejado un perrito, llamado Simón, en la puerta del albergue de animales Pergatuzoo, en la Ciudad de México. El perro iba acompañado de la carta de un niño, la cual, conmovió a cientos en redes.

“Te dejo a simón, es mi perro, no quiero que mi papá le pegue. Llora mucho porque no hay comida” escribió el niño en su carta. “Te dejo mis ahorros para sus tortillas” siguió escribiendo el joven que prometió que cuando creciera regresaría a traer la mascota.

La encargada del centro, se conmovió y trató de contactar al joven sin tener éxito alguno. Entonces realizó una publicación, dos días después de que Simón hubiera llegado al albergue, con el objetivo de contactar al niño.

En la publicación, prometió al muchacho cuidar de Simón. La cual, expresó que respetaría la promesa de su dueño, donde no lo daría en adopción para que el pequeño pudiera regresar por él.

El niño llegó al albergue en los últimos días para ver al cachorro.  Sin embargo, este no se encontraba ya que a Simón lo habían llevado al veterinario.

Nuevamente el niño le dejó una carta a su querido perrito. En ella mencionaba que lo extrañaba y le dejaba tres pesos para apoyar con su comida.

La dueña, al ver este acto, realizó una publicación que conmovió el corazón de todos los que la vieron. En ella mostró la historia de Simón y su evolución.

Medios locales sacaron la noticia y fue así como se logró contactar al pequeño, donde al fin pudo reencontrarse con su “mejor amigo”.

Te puede interesar – El destino de los perros en Corea del Norte: zoológico, sacrificio o alimento

Historias similares de cachorros, distintos resultados

Por otra parte, el albergue Pergatuzoo, en su publicación más reciente manifestó el hecho de la sociedad de dejarse llevar por la estética. Ellos habrían realizado una publicación con una historia similar a la de Simón.

La historia de la otra perrita, que se llama Nube. Ella también sufría maltrato, por parte de un integrante de la familia. Donde los pequeños del hogar también sufren y le escriben por su ausencia.

Sin embargo, el albergue expresa: “uno es de raza, la otra es criolla”. Y relata “por uno todos preguntan, quieren adoptarlo, han hecho reportajes”, por la otra “a nadie le importó, nadie sabe ni su nombre, nadie llora por ella”.

“Dos historias, dos mundos que nos muestran la moral y la ideología de la humanidad” expresó el centro.

Fuente: Albergue Pergatuzoo


🔹 Suscríbete gratis a más información sobre #COVID19 en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: https://bit.ly/tiempodigitalhn