Alcaldía capitalina busca convertir en museo el Cementerio General

349
Cementerio General en Tegucigalpa
Según la historia de Honduras, el Cementerio General se comenzó a construir en el año de 1875 y su edificación se terminó en 1877.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. En museo buscan convertir el Cementerio General las autoridades municipales de la Alcaldía Municipal del Distrito Central (A.M.D.C.).

De acuerdo con lo que se dio a conocer, los funcionarios edilicios preparan una licitación para reconstruir el camposanto capitalino y convertirlo en un museo, debido a que en ese lugar están enterradas “las grandes glorias” que ha tenido Honduras.

Según detalló Roberto Zablah, representante de la A.M.D.C., el Cementerio General se va a rehabilitar totalmente. Lo anterior, porque allí hay una historia dormida que es muy importante resaltarla.

Cementerio General

“Puede ser convertida en un polo de turismo como en otros países de Latinoamérica”, aseguró Zablah.

Cabe señalar que en ese lugar están sepultadas grandes personalidades de la historia hondureña, como ser: el expresidente nacionalista Tiburcio Carías Andino. Asimismo, el propietario del primer periódico nacional, Paulino Valladares, entre otras personalidades hondureñas.

Igualmente, los personeros de la comuna municipal detallaron que hacen los procesos para construir un muro perimetral y hasta el momento se desconoce el costo de la remodelación.

Le puede interesar: Más de 20 millones invertirán para determinar factibilidad de teleférico en Tegucigalpa 

Arquitecto italiano construyó el cementerio general en Tegucigalpa

Según la historia de Honduras, el  Cementerio General se comenzó a construir en el año de 1875. Lo anterior, en el sitio conocido como La Chivera del sector oriental de Comayagüela.

La construcción se llevó a cabo en el siglo XIX, en la administración presidencial del capitán general José María Medina. No obstante, el camposanto capitalino se terminó en 1877 y después inaugurado por el presidente Doctor Marco Aurelio Soto.Cementerio General

Es preciso indicar que anteriormente el cementerio general se ubicó en las inmediaciones de la Iglesia El Calvario en la misma ciudad. El terreno del Cementerio General en Tegucigalpa comprende una extensión de 35 manzanas y su construcción estuvo a cargo del arquitecto italiano Emilio Montessi.

Durante la segunda guerra civil en Honduras de 1924 se enterraron en ese lugar muchos de los restos de combatientes, los que fueron depositados en tumbas sin nombre y durante la noche.

En marzo de 1995 el Congreso Nacional decretó al Cementerio General como «patrimonio histórico nacional». Lo anterior, provocó que se dejaran de vender nuevos lotes y ordenándose su protección y cuidado. Eso, debido a la alta calidad de arquitectura y de personajes de la historia de Honduras que guarda sus recintos.