VIDEO: Ciudadanos Antipeaje liberan las Casetas de peaje de Zambrano

963

SAN PEDRO SULA.- Sigue el pulso entre los ciudadanos antipeaje y las autoridades de COVI, empresa multinacional de origen ecuatoriano que controla la Estación de Peaje Zambrano.

Ante las protestas de aquellos que quieren cruzar sin pagar la tarifa, COVI ha respondido reteniéndolos en las casetas sin cederles el paso por periodos indeterminados de tiempo.

Esperando así que los ciudadanos capten el mensaje y prefieran pagar para llegar puntualmente a sus destinos.

Largas filas de automóviles particulares, rastras y camiones se formaron esta tarde en la carretera CA-5 Norte puesto que COVI no les permitía el paso sin que pagaran.

Pero la fiebre antipeaje fue más fuerte y finalmente los ciudadanos liberaron un carril por el que todos los automóviles se apuraron a pasar.

«Hemos liberado los peajes, y el pueblo hondureño puede pasar libremente», dice el joven que grabó lo ocurrido con su celular, al tiempo en que los automóviles circulan sin pagar un lempira.

La estación de peaje Zambrano ha probado ser la más dificultosa para ser cruzada sin pagar, con guardias de seguridad y otros empleados de COVI negando el paso, filmando a los ciudadanos -con propósito desconocido- y solicitando la asistencia de la Policía Nacional para someter a los hondureños.

Sin embargo, con todas las dificultades que se puedan presentar, queda demostrado y registrado una vez más que los hondureños no están a gusto con el cobro y están dispuestos a unirse en el tema del peaje, al menos.

COVI retiene a 3 personas por no pagar peaje en Zambrano

Tres personas fueron retenidas en la Estación de peaje Zambrano después que intentaran cruzar sin pagar.

Todo empezó cuando dos jóvenes que iban en el mismo automóvil se rehusaron a pagar el peaje. Pero contrario a los videos que se han vuelto virales entre los hondureños, los empleados de COVI no les permitieron el paso.

En cambio, los mantuvieron retenidos en la Estación de peaje Zambrano.

Al ver esto, Delmy Martínez, una colaboradora de la agencia de cooperación de origen canadiense SUCO, se bajó de su automóvil para filmar con su celular lo que estaba pasando.

Al parecer esto disgustó aún más a los empleados de COVI, la multinacional de origen ecuatoriano que maneja esa estación de peaje.

Uno de los guardias de seguridad de dicha empresa intentó arrebatarle el celular a Delmy Martínez, en una clara violación de sus derechos.

Delmy Martínez también fue retenida por varios minutos en la Estación de peaje.