28.6 C
San Pedro Sula
martes, julio 5, 2022

Cifras del coronavirus| Islandia, 10 muertes y 2 mil casos: ¿cómo dominó el COVID?

Debes leer

Guðni Thorlacius Jóhannesson, un nombre poco conocido que cobró importancia durante la pandemia de coronavirus cuando el mundo notó que Islandia registró apenas diez muertes y unos 2 mil contagios. Su gestión es elogiada, pero todo se preguntan ¿cómo logró dominar al COVID-19?

Islandia, es un país ubicado al noreste de Europa, con una extensión territorial de 103.000 km². El país nórdico ha implementado estrategias desde antes de tener el primer contagio que lo ubicaron el pasado 28 de febrero.

Lea también – Cifras del coronavirus| Stanford respalda: «batalla inmunológica» mata a pacientes

Se trataba de un hombre de 50 años que había viajado a Italia. Según la policía islandesa, el hombre regresó a la isla varios días antes de ser diagnosticado.

Durante ese tiempo, había hecho todas las cosas que la gente hace normalmente: ir a trabajar, reunirse con colegas, hacer compras y más.

Por lo que inmediatamente se creó una lista de todos los posibles contactos con el que el señor había interactuado. Un total de 56 personas fueron las que se contactaron a medianoche del día en que se identificó el primer paciente.

Inmediatamente inició el período de cuarentena de 14 días. Sin embargo, esto no frenó al virus que, de acuerdo a la tasa poblacional del país, contagiaba a un ritmo mucho mayor que en Estados Unidos, con casi 100 casos confirmados por día.

Cifras actualizadas por la Universidad Jonhs Hopkins.
Cifras actualizadas por la Universidad Jonhs Hopkins.

El proceso para dominar el coronavirus

En Islandia nunca hubo una cuarentena obligatoria, sin embargo, se impusieron ciertas normas tales como las enumeradas a continuación:

  • Prohibición de las reuniones con más de 20 personas
  • Distancia mínima de 2 metros entre personas
  • Cierre de comercios potencialmente peligrosos para la dispersión del virus

Debido a la situación, se nominó a un equipo de rastreo que trabajaba incesantemente siguiendo las directrices de la Organización Mundial de la Salud (OMS), realizando “test, test y más test”.

Incluso antes de que se diera el primer caso, el 31 de enero, el país ya contaba con un programa de detección general; permitió que alrededor del 50 % de los nuevos casos ya estuvieran en cuarentena antes de ser diagnosticados.

“La realización de muchas pruebas exhaustivas, no solo a individuos de alto riesgo o con síntomas, sino también a la población en general fue la principal estrategia en Islandia para frenar al coronavirus”, explica Jóhanna Jakobsdóttir, profesora de bioestadística del Centro de Ciencias de la Salud Pública de la Universidad de Islandia y parte del equipo de respuesta al COVID-19 en el país nórdico.

El masivo testeo antes de darse el primer caso fue vital para el éxito del país y su condición geográfica, una isla, también ayudó. Pues implementaron la estrategia de que toda persona que ponía un pie en el país, por aviones o barcos, era sometida a pruebas.

La semana pasada Islandia había liderado el ránking mundial de test por millón de habitantes, con 152.654 test en 345.000 personas que habitan el país. Es decir que más de la mitad de su población ya ha sido testeada por COVID-19.

En Islandia no hubo cuarentena obligatoria, pero sus ciudadanos estaban conscientes de los riesgos de salir.
En Islandia no hubo cuarentena obligatoria, pero sus ciudadanos estaban conscientes de los riesgos de salir.

Recursos muy limitados

También aplicaron otra serie de medidas como el rastreo y aislamiento de futuros nuevos contagios, antes de que las personas siquiera presentaran síntomas leves.

Decidieron aislar las instalaciones donde se concentraban mayor número de la población en riesgo como los geriátricos y hospitales. Cerraron sus puertas a la población general para proteger a las personas mayores, principales víctimas.

El motivo por el que la implementación urgente de medidas para detectar y aislar la pandemia fue prioridad, es porque Islandia solo cuenta con 30 camas de cuidados intensivos con respiradores para atender casos graves de COVID-19, según el gobierno.

La falta de recursos médicos para atender a los pacientes de COVID-19 los llevó a trabajar en una intensa gestión de contención.
La falta de recursos médicos para atender a los pacientes de COVID-19 los llevó a trabajar en una intensa gestión de contención.

🔹 Suscríbete gratis a más información sobre coronavirus en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: https://bit.ly/tiempodigitalhn

Hoy en Cronómetro

error: Contenido Protegido