Cifras del coronavirus| Los 11 países que mejor responden a la pandemia

559
coronavirus
En América Latina, Argentina sacó la casta. Aunque Uruguay ha sido alabado por su gestión, no figura en este listado.

La revista Time y el Eurasia Group, la consultora de riesgo político fundada por Ian Bremmer en 1998, destacaron a 11 países de distintas regiones del mundo por su respuesta ante la pandemia del nuevo coronavirus.

En un artículo publicado, con datos tomados hasta el 12 de junio, explican que la selección de cada país se basó en su capacidad para administrar con éxito tres frentes: la gestión sanitaria de la crisis, la conducción política y la respuesta económica.

Para cada categoría, los investigadores del Eurasia Group elaboraron una escala de eficacia basada en criterios cualitativos y cuantitativos.

Lea también: Cifras del coronavirus| Rusia enviará primero a Latinoamérica su fármaco antiCOVID

Alemania

Si bien tiene muchos contagios (casi 200 mil), es el que obtuvo mejores resultados entre los grandes países europeos, sobre todo en términos de mortalidad: 8.752 para una nación de 83 millones de habitantes.

«La respuesta de Alemania al virus se mantiene como un modelo dentro de Europa, reflejando una medida de buena suerte así como su fuerte posición de partida. Sus rápidos esfuerzos de contención (incluyendo pruebas generalizadas, amplia comunicación pública y transparencia) recibieron un amplio apoyo público. Y también ha ayudado el hecho de que, en su mayor parte, las pautas de distanciamiento social parecen haberse respetado», segú la revista.

La gestión de Angela Merkel, la canciller federal de Alemania, ha sido alabada durante la pandemia.
La gestión de Angela Merkel, la canciller federal de Alemania, ha sido alabada durante la pandemia.

Argentina

Es la única nación de América Latina que ingresó al selecto grupo y una de las dos de todo el continente americano. Con 27.373 casos confirmados, 772 muertos y 8.743 recuperados hasta el 12 de junio, está entre los que tiene menor mortalidad por habitante en la región.

«La entrada más sorprendente de esta lista, dado que el país ha desencadenado su noveno default financiero». Argentina introdujo estrictas medidas de distanciamiento social, y los ciudadanos las acataron. Como resultado, sus números se ven mucho mejor que los de la mayoría de sus vecinos.

«Los Fernández (junto con su vicepresidenta y expresidenta Cristina Kirchner) fieles a sus raíces ideológicas, ofrecieron a los trabajadores de bajos salarios una suma global de 10.000 pesos para ayudarlos a capear la crisis. Mientras tanto, los nuevos casos en Buenos Aires están aumentando, y hay cada vez más críticas al estricto confinamiento (las restricciones se han suavizado en otros lugares). Sin embargo, su deseo de cuidar de su gente y la decisión de desviar recursos del pago de la deuda para hacerlo, aún a riesgo de un inminente colapso financiero, ha sido la mejor opción entre las malas alternativas», asegura Times.

Corea del Sur

Es el otro país de Asia Oriental que dio algunas lecciones clave al resto del mundo respecto de cómo enfrentar la pandemia. Tuvo un brote muy fuerte, originado en una secta religiosa, pero logró superarlo rápidamente sin necesidad de una cuarentena generalizada y respetando la libertad de movimiento de sus ciudadanos.

Sumaba un total de 11.902 casos confirmados y 276 muertes. Al igual que Singapur, aprendió de una epidemia reciente: en su caso fue el MERS, que lo tomó desprevenido en 2015, sigue siendo la envidia de las principales democracias industriales.

Su continua vigilancia, sus extensas pruebas y el rastreo de contactos, el aislamiento y el tratamiento de los casos confirmados, siguen siendo un modelo al que la mayoría de los demás países solo pueden aspirar; sobre todo porque logró hacerlo sin que su economía se detuviera.

Corea del Sur actuó con rapidez: caso detectado, paciente aislado.
Corea del Sur actuó con rapidez: caso detectado, paciente aislado.

Taiwán

Tenía apenas 443 casos positivos y siete muertes, pero no necesitó paralizar completamente el país para lograr ese resultado.

«En lugar de cerrar su economía durante semanas en un intento de frenar el virus, Taiwán tomó otro camino; después de cerrar rápidamente sus fronteras y prohibir las exportaciones de máscaras quirúrgicas, el Gobierno utilizó el rastreo de contactos para identificar y garantizar que los que estaban en cuarentena cumplieran realmente las normas», explica la revista.

Singapur

«Singapur fue uno de los primeros países aclamados como ‘ganador’ por su respuesta a la pandemia, una reputación bien merecida gracias a su enfoque agresivo de la localización de contactos (que incluía el escaneo de las identificaciones de las personas en los supermercados) y los testeos generalizados», cita la revista Time.

«En retrospectiva, Singapur estaba bien situado para superar a otros en su respuesta a la pandemia, dadas las lecciones aprendidas anteriormente de la epidemia de SARS, su pequeño tamaño (5,7 millones de personas en total) y el enfoque centralizado de ‘estado niñera’ no solo para las crisis sanitarias, sino también en otras facetas de la política. El gobierno construyó camas temporales a velocidades vertiginosas para albergar a los pacientes de COVID-19, manteniendo baja la tasa de letalidad (inferior al 0,1% de los casos confirmados)», agrega.