Revelan nuevos casos de corrupción en el Mundial de Brasil 2014

Se trata de arreglos ilegales por parte de las empresas constructoras para acabar con la competencia en las licitaciones

149
Mundial

La constructora brasileña Andrade Gutierrez admitió la existencia de un cártel en obras del Mundial 2014 en el país sudamericano.

«Hay indicios de que por lo menos cinco licitaciones relacionadas con obras de estadios de la Copa del Mundo fueron objeto de cártel».

«Entre ellas el Arena Pernambuco, en Recife, y el estadio Maracaná, en Rio de Janeiro».

Precisó en un comunicado el Cade, con el cual la constructora firmó un acuerdo para colaborar con investigaciones.

Las empresas se distribuían las obras de acuerdo a su conveniencia.

Luego simulaban pujar las licitaciones que ya habían sido acordadas de antemano.

Asimismo, el proceso es un desdoblamiento de la «Operación Lava Jato», la investigación que reveló una monumental red de corrupción enquistada en Petrobras.

El Cade señaló que la confesión aportó indicios que involucran a otras empresas, como Odebrecht, Camargo Correa y OAS.

El arreglo para eliminar la competencia en las licitaciones de las obras comenzó en octubre de 2007.

Los convenios permiten que la primera compañía que los suscriba voluntariamente no pague multas.

En tanto, las restantes involucradas, de ser culpables, enfrentan condenas administrativas que potencialmente pueden llegar hasta el 20% de su facturación bruta.