Cardenal Rodríguez: Honduras necesita urgente la paz que viene del diálogo

454
Honduras necesita paz
El cardenal Oscar Rodriguez exhortó a la feligresía a buscar la paz.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. El líder de la iglesia católica en Honduras, Óscar Andrés Rodríguez, en su mensaje de este domingo dijo que el país ocupa urgentemente la paz de Cristo.

De acuerdo al líder católico, la paz que Honduras necesita es «la paz que viene del dialogo, del entendimiento mutuo; de reconocer que sólo buscando la verdad con amor se puede llegar al entendimiento».

Además, lamentó con tono triste que «hoy en nuestro mundo, la paz esta en boca de todo mundo y no vivimos en paz».

Recordó que en la actualidad en la mayor parte del mundo existen conflictos que quitan la paz. «Por un lado y por otro hay guerras, todos queremos vivir en un mundo de paz», recalcó.

De igual manera, agregó que «no se puede tener una paz digna mientras se acreciente la injusticia, y el odio». Esto en relación a los problemas mundiales de odio racial, exclusión por pobreza, rechazo a migrantes y violencia en la que vive Honduras.

Casa común 

Por otro lado, exhortó a la feligresía a cuidar el planeta, ya que en la actualidad el calentamiento global va en aumento.

«Que triste que estamos destruyendo nuestro planeta, nuestra casa común», lamentó Rodríguez.

El cardenal cuestionó que «¿porque tenemos que ser as?í», al hacer memoria de las inundaciones producto de las lluvias y la basura.

Adhirió que «somos incapaces de depositar la basura en su lugar, empiezan las lluvias y empiezan los problemas, sobre todo en los mercados con tanta basura».

Asimismo, se refirió a las personas que año con año provocan incendios forestales. «Qué inconsciencia de aquellos que queman una zacatera simplemente para trabajar menos y que provocan incendios, no hemos tomado conciencia», enfatizó.

Por lo que recordó las palabras del papa Francisco donde insistió que cuidar del planeta es responsabilidad de todos lo que lo habitan.

La paz de cristo

«La paz inicia en nuestro corazón, necesitamos desarmar nuestro corazón, despojarnos de la ambición posesiva, de movimientos interiores de violencia», agregó.

Por último, Rodríguez dijo que para alcanzar la paz hay que despojarse de movimientos de violencia que provocan divisiones, rencores, resentimientos y los calificó como «enemigos de la paz».