Califican de subjetiva la moción sobre los tatuajes; empresarios y obreros reaccionan

873
tatuajes
La multa sería de un salario mínimo.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. El diputado del Partido Nacional (PN) Karlo Villatoro, presentó ante la Cámara Legislativa una iniciativa de ley para que las empresas que discriminen a jóvenes por tener tatuajes sean multadas con seis salarios mínimos.

El parlamentario manifestó que no es posible que una persona en busca de trabajo sea discriminada solo por estar tatuado. «Las personas no pueden ser juzgadas por su apariencia física, sino por sus capacidades profesionales», dijo.

Villatoro informó que en el proyecto se detalla una multa de seis salarios mínimos para las empresas que discriminen a un empleado por tener tatuajes.

“Una empresa está en el derecho a investigar que sus empleados son personas honorables y por eso se solicitan los antecedentes penales y judiciales. Sin embargo, existen algunos patronos que lo primero que preguntan al solicitante de empleo es si porta tatuaje y, si su respuesta es positiva, lo descartan y eso no está bien”, expresó el diputado.

Le puede interesar: Congreso Nacional aprueba ley para favorecer a personas en central de riesgo

Denuncias

El diputado nacionalista manifestó que se han recibido varias denuncias de pobladores que han sido víctimas de maltratos psicológicos en sus lugares de trabajo. Esa discriminación genera temor entre los empleados que ya tienen tatuajes, pues temen que sus jefes los despidan.

«Dentro de la Constitución está la no discriminación de las personas, por lo que estamos buscando ese derecho», expresó Villatoro.

Continuó diciendo que en algunas entrevistas de trabajo una de las primeras preguntas es si la persona tiene tatuajes o no. A lo que el diputado manifestó que el simple hecho de realizar esa pregunta ya se está discriminando.

En ese sentido, indicó que será la Secretaria de Trabajo la encargada de velar porque se cumpla la ley. Además, señaló que no se puede relacionar la cultura de los tatuajes artísticos con los de las maras y pandillas.

A criterio del parlamentario, esas relaciones se hacían en las décadas de los noventa y los años 2000, en donde los miembros de maras y pandillas se reconocían por portar tatuajes en sus cuerpos.

Ley debe ser más especifica 

Por su pare, el diputado de Libertad y Refundación (LIBRE) Jari Dixón, manifestó que en otras partes del mundo el tema de la discriminación se castiga con fuertes sanciones. Sin embargo, expresó que en el país el Código Penal solo establece discriminación por raza y sexo.

“El proyecto es muy subjetivo, difícilmente un empleador le va a decir que no da el trabajo porque tiene un tatuaje”, expresó Dixón.

A favor de la propuesta

La empresaria Julieth Handal dijo estar a favor de la iniciativa presentada por el diputado Villatoro.

“Estoy de acuerdo porque eso es discriminación y los Derechos Humanos prohíben la exclusión”, aseguró. Además, manifestó que en otras partes del mundo los tatuajes son un arte.

Por su parte, el secretario del Comité Ejecutivo de la Confederación Unitaria de Trabajadores de Honduras (CUTH) José Luis Baquedano, manifestó que el trabajo es un derecho humano. «No es posible que por el simple hecho que una persona tenga un tatuaje se le niegue el acceso al trabajo”, señaló.

Tanto Handal como Baquedano manifestaron que se debe distinguir los tatuajes artísticos y los que identifican a los miembros de maras y pandillas.