Burócratas rechazan aumento salarial de L. 800; continuarán negociaciones

136
aumento salarial
Los empleados públicos exigen un ajuste salarial de 4,000 lempiras

Tegucigalpa, Honduras. La dirigencia obrera de los empleados de gobierno rechazó el aumento salarial de 800 lempiras y reafirmaron su exigencia de un ajuste salarial de 4,000 lempiras para todos los burócratas del país.

Según lo anunciado por las autoridades gubernamentales, no se llegó a un acuerdo porque los dirigentes del Sindicato de Trabajadores de la Medicina, Hospitales y Similares (SITRAMEDHYS) rechazaró la propuesta que se les presentó.

Será el próximo lunes cuando se reanuden las negociaciones. Esto, según lo dio a conocer el titular de la Secretaría del Trabajo, Carlos Madero. Las negociaciones sobre el aumento al salario mínimo se posponen para el próximo lunes con ambas partes aseguró Madero.

Lea también: Aprueban reajuste de entre 4 y 7% al salario mínimo en Honduras 

Según Finanzas aumento tendrá gran impacto en la economía

A criterio de la titular de la Secretaría de Finanzas, Rocío Tábora, el incremento que se apruebe tendrá un impacto muy alto en la economía del Estado. La funcionaria también explicó que han pedido un espacio hasta lunes a la 1:00 de la tarde. Lo anterior, debido a que las discusiones obligan a afinar números en las finanzas de Estado.

Según Tábora una vez aprobado este acuerdo, se debe proceder a hacer una modificación presupuestaria en el Presupuesto de la República que ya fue aprobado en diciembre. Pues el mismo, no contemplaba este aumento.

Para los trabajadores la propuesta de un incremento de 800 lempiras no se acepta bajo el argumento que es muy poco y tienen años sin recibir un aumento.

Ante el rechazo la comisión gubernamental solicitó un plazo para mejorar la propuesta.

Mejía, representante de los trabajadores añadió que siguen manteniendo la petición de un incremento de 4 mil lempiras. Lo anterior, «a todos los trabajadores del sector público. Vale la pena decir que hay amplitud en el diálogo; esto no quiere decir que se han roto las negociaciones, hay apertura”.