23.6 C
San Pedro Sula
jueves, enero 27, 2022

Cede pared de la Biblioteca Nacional por las últimas lluvias

Debes leer

TEGUCIGALPA. A raíz de las últimas lluvias que han caído en la capital de Honduras, este miércoles cedió una de las paredes de la Biblioteca Nacional, de acuerdo a la informado por el Cuerpo de Bomberos de Honduras. En ese sentido, se indicó que el hecho se produjo en horas de la madrugada de este día.

Ante ello, se desplazó varios elementos bomberiles al lugar. Cabe mencionar que, afortunadamente no se reportó ninguna persona herida, solo daños materiales.

Hasta la fecha, el histórico inmueble no había presentado ningún daño a su infraestructura. Sin embargo, con las recientes lluvias sus paredes han sido afectadas.

La Biblioteca Nacional, está ubicada en el centro de Tegucigalpa, específicamente en las cercanías del punto de taxi de la colonia Kennedy.

Lea también:  SAG emite reglamento que regula pesca de medusas en el Caribe hondureño

Inician trabajos de reparación

Se espera que los trabajos de limpieza los terminen este día.

La pared de adobe –lodo- que data desde 1,870 quedó abnegada de agua de las últimas lluvias. Ante ello, equipo del Comité de Emergencia Municipal de la alcaldía capitalina se encuentran realizando labores de limpieza de escombros.

Roy Cañas, miembro del Comité Municipal, dijo que “estamos recogiendo las partes que se van a volver a reutilizar en la construcción del monumento; porque es algo histórico”.

Asimismo, detalló que se cerrarán algunas de las vías que dan acceso al centro de la capital; y, que rodean las Biblioteca Nacional.

“Vamos a cerrar las calles para trabajar con mayor comodidad, para luego pasar la labor a las respectivas autoridades”, manifestó.

Finalmente, solicitó a la población hondureña un poco de paciencia, debido al tráfico vehicular que se pueda ocasionar en la zona.

“Los conductores tienen que entender que es necesario cerras las calles. Ante ello, tendrán que tomar otras rutas alternas”, concluyó Cañas.

La biblioteca fue fundada en 1880, a instancias del presbítero Antonio Ramón Vallejo. Además, contó con el apoyo del secretario general del gobierno de Marco Aurelio Soto, el doctor Ramón Rosa.

Anteriormente, la biblioteca estuvo instalada en la Casa Morazán. Desde 1998 fue trasladada a uno de los edificios más representativos de la historia nacional.

Ahí, también funcionó la Tipografía Nacional, ubicada en el barrio El Centro, avenida Cervantes.

Más noticias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Hoy en Cronómetro