Así queda un carro de hace 30 años al chocar con uno moderno

206

El tiempo no pase en balde para nadie y en sectores como el del automóvil es algo que queda patente en todas las áreas: potencia, eficiencia, tecnología… y seguridad.

No descubrimos nada nuevo si decimos que un vehículo actual tiene una seguridad mucho más avanzada que un coche de hace apenas unos años, así que menos sorprende todavía si comparamos cómo queda un vehículo de hace tres décadas al chocar contra un automóvil moderno.

En el siguiente ‘crash test’ llevado a cabo por Dynamic Test Center, se lanza un Fiat Uno (que hizo su primer acto de aparición en 1983) contra un BMW Serie 5 Touring, de manera frontal, solapándose completamente y a una velocidad de 90 km/h:

El impacto impresiona, sobre todo atendiendo a los desperfectos que experimenta cada carro:

Le podría interesar: ¿Cuáles son los mejores autos para tunear?

El BMW, que es de la policía, apenas ve afectado su paragolpes trasero, que se hunde ligeramente, salta la tapa del depósito y los pilotos también se ven afectados. Según el organismo la carga que llevaba en maletero (210 kilos) se dañó muy poco y en habitáculo, en el que había un dummy femenino en el puesto del conductor, saltó el airbag se disparó.

En cambio, el caso del Fiat es diametralmente opuesto. El choque frontal hunde todo el morro hasta el punto de que, como se aprecia en las fotografías del final del vídeo, desaparece completamente para parecer “cortado” en el eje delantero. Como es lógico, el compartimento para los pasajeros se deforma de manera considerable. Aunque no a portan datos, suponemos que en un impacto así las lesiones en las piernas de conductor y copiloto serían seguras y de carácter muy grave, así como tampoco habría que descartar otras lesiones en tórax, brazos y cabeza.

Fuente: PeriodismoDelMotor