Cámaras graban momento en que roban lujosa moto en Tegucigalpa

478

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Cámaras de vídeo grabaron el momento exacto en que dos malhechores le robaron una motocicleta a un muchacho que se encontraba en la Colonia El Prado de la capital.

De acuerdo a lo observado en las imágenes viralizadas en las redes sociales, el hecho se dio el pasado 26 de septiembre de este año y se nota claramente cuando el joven fue interceptado por los maleantes que también se conducían en motocicleta.

En las imágenes se aprecia cuando la víctima se encuentra estacionada en una de las calles de la colonia en mención y es interceptada por dos hombres que se transportan en una motocicleta.

Luego que los sujetos llegaron, se bajaron de la motot,  comenzaron a apuntar con un arma en tono de amenaza y con el fin de matarlo si no la entregaba.

Luego lograr despojársela, se llevaron hasta el casco y luego huyeron. La motocicleta está valorada aproximadamente en 400 mil lempiras.

Las imágenes se han propagado con la intención de que las autoridades den con su paradero y puede ejecutarseles una captura ante la acción delincuencial.

ANTECEDENTE

El propietario y un empleado de una barbería fueron ultimados tiempo atrás a balazos por dos malvivientes en el interior del negocio, ubicado en el barrio El Mixto de La Lima, Cortés, pero su acción delictiva y sus caras quedaron grabados en un video de seguridad.

Las víctimas fueron identificadas como Tommy Ramón Guerra Nuñez (37), quien era el dueño del negocio y su trabajador, Joel Alejandro Rodríguez Aguilar (20).

 El doble crimen se registró al filo de las 10:00 de la mañana, cuando al negocio, con  más de 30 años de operar, ingresaron dos sujetos, uno de ellos que vestía camiseta color azul,  “jean” y gorra de color blanco con amarillo.

Mientras, el otro delincuente vestía camiseta roja, “jean” y gorra azul marino.

Declaraciones de personas que se encontraban cerca de lugar indicaron que los hombres entraron, haciéndose pasar como clientes, pero posteriormente sacaron sus armas de fuego para despojar de sus pertenencias a los presentes y luego obligaron a los ahora occisos dirigirse al baño, donde les dispararon a sangre fría.

Al lugar llegaron agentes de Inspecciones Oculares de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI), quienes manifestaron que una de las víctimas tenía un balazo en la cabeza y otro en el cuello.

Un conocido de Guerra Núñez, señaló que el negocio inicialmente era del padre de este y al pasar los años lo dejó a cargo del ahora occiso.

“Todos los días abría a las 8:00 de la mañana, era un hombre joven y muy trabajador; no es posible que no se pueda trabajar en este país, porque ya le caen los extorsionadores”, lamentó el allegado a la familia, quien por seguridad omitió su nombre.