¡ALARMANTE! pacientes renales están en riesgo por falta de tratamiento

356
pacientes renales

Tegucigalpa, Honduras. La Asociación Latina de Pacientes Renales (ALPAR) expresa su preocupación y hace un llamado a las autoridades de Salud para que solventen la deuda con la empresa que les provee el tratamiento para las hemodiálisis.

De acuerdo con Walter Amaya, secretario a nivel nacional de la ALPAR manifestó que «esto es un problema administrativo y de dinero».

Asimismo, recordó que la Secretaría de Salud desde agosto del año pasado se han atrasado en los procesos de contratación de personal para facturación.

Debido a este problema administrativo, dicha secretaría ha incurrido en una deuda de al menos 234 millones de lempiras.

Dicha deuda la tienen con la empresa proveedora de los servicios, Diálisis de Honduras.

Cabe mencionar, que son 12 departamentos donde hay pacientes que sufren de insuficiencia renal.

Según lo que informó esta empresa ocupan 17 millones semanales para poder cubrir gastos de operación y para poder adquirir más insumo.

Le puede interesar: HEU: pacientes con esclerosis múltiple llevan tres meses sin medicamento

Colapso en finanzas de Diálisis de Honduras

Por su parte, Amaya nos informó que la semana pasada toda la dirigencia a nivel nacional solicitaron una reunión con la presidenta de Diálisis de Honduras, Patricia Molina.

«Ella nos expuso la situación como empresa y nos dijo que su capacidad financiera había colapsado», reveló Amaya.

De igual manera, indicó que los proveedores extranjeros de la empresa les están exigiendo la cancelación de lo adeudado.

Ya que los «kits» que son para el tratamiento de hemodiálisis vienen del extranjero. No obstante, si ellos no cancelan no recibirán insumos.

Por otro lado las autoridades de esta organización Visitó el comisionado de Derechos Humanos.

También acudieron a la fiscalía para que ellos puedan interponer sus oficios, porque las condiciones son alarmantes.

Reunión con la Secretaría de Salud

El pasado viernes «nos reunimos con el viceministro de salud, Roberto Cosenza y le  planteamos las condiciones en la que estamos».

Incluso la empresa «Diálisis de Honduras» les mandó una nota a ellos exponiendo el problema y las medidas que tomarían, asegura Amaya.

De esta manera, Cosenza se comprometió a convocar a una reunión para mañana con representantes de Finanzas, de Diálisis de Honduras.

También con autoridades de salud y con la ALPAR para ver que decisiones se pueden tomar en bien del paciente.

Es de mencionar que a nivel nacional y de país esta es la única empresa que tiene la capacidad máxima instalada y el único proveedor que está certificado.

Riesgo por falta se sesiones

La medida que ellos han tomado para alargar un poco más los días de tratamiento es recortar la sesiones.

De tres sesiones por semana, que es lo recomendado, solo recibirían dos a partir del 6 de julio.

Lo anterior, si no se obtiene una respuesta positiva para resolverse la situación.

Sin embargo, Amaya expresa que es bastante riesgoso no recibir todas la sesiones necesarias, porque se descompensa el paciente.

La máquina lo que hace es que le saca el líquido que se retiene en el cuerpo ya que todo lo que se consume son toxinas.

Entonces la maquina limpia estas toxinas mediante un filtro. Esto porque el riñón no funciona.

«Incluso hay pacientes que no orinan y se hinchan más rápido», advierte Amaya.

Además, explica que al recortar una sesión esto implica que el paciente tendría que aguantar más tiempo con el líquido y toxinas en el cuerpo.

La persona se podría envenenar y provocar hasta a su muerte, señaló.

El problema es nivel nacional

Un promedio de siete mil a 10 mil lempiras cuesta una sesión en una clínica privada.

Sin embargo «no tenemos la capacidad económica para acudir a centros privados», lamentó el secretario de ALPAR. De no tener respuesta positiva vamos a acudir a las últimas instancias

«Como organización le haremos un llamado al presidente de la República y tomaremos medidas de presión para que nos resuelvan», anunció Amaya.

Hospitales que brindan el servicio de hemodiálisis

Los hospitales que brindan estos servicios son el Mario Catarino Rivas y el Hospital Escuela Universitario.

En estos hospitales hay salas de hemodiálisis que son manejadas por Diálisis de Honduras.

Los pacientes entran por dos programas los de la zona sur oriente entran por el Hospital Escuela. Igualmente los pacientes de noroccidente entran por el Hospital Mario Catarino Rivas.