TEGUCIGALPA, Honduras. – Un grupo de agentes del Comando Especial (Cobras), realizó un paro de labores la tarde de este lunes porque están en contra de salir a calles a reprimir al pueblo y exigen un aumento salarial.

En ese sentido, un contingente de Cobras se declaró en “brazos caídos” en las instalaciones que se encuentran en Tegucigalpa.

En ese orden, este grupo de agentes denunció que no están de acuerdo con salir a las calles y enfrentarse contra el pueblo hondureño.

Esto anterior, porque según ellos están arriesgando su vida y peleando una lucha que es política y no les compete.

Por ello, pidieron a los representantes de los partidos que solucionen sus problemas para no verse afectados.

Además, los agentes han denunciado que la Policía Nacional sí recibió un aumento salarial. Recalcaron que ellos también andan en las calles arriesgando su vida y no han recibido ningún beneficio.

“Somos seres humanos y necesitamos que se nos dé el trato como tal”, dijo uno de los agentes en protesta.

“Que no les extrañe que en algún momento nos releven. Pero preferimos estar alegres con nuestra familia que peleándonos con el pueblo”, expresó otro agente ante los medios de comunicación.

«Nuestra familia nos llama llorando, no queremos confrontaciones con el pueblo», aseguró otro agente.

No podemos estar matando al pueblo. No podemos estar cuidando a alguien que el pueblo no quiere. Nosotros somos pueblo, no podemos reprimirnos a nosotros mismos”, aseguró otro agente encapuchado, para evitar represalias por parte de sus jefes superiores.

Por su parte, el portavoz de la Policía Nacional, Yair Meza, dijo que el problema con los Cobras no es político. Si no que es una inconformidad por el salario.

“El meollo del asunto no es político. Es porque les aumentaron el sueldo al personal auxiliar y a los que andan en la calle no, pero los Cobras mezclan las dos cosas”, dijo Meza en cuanto a esta situación.

Cobras
Un nutrido grupo de agentes protagonizó la protesta.

Represión

Este asunto, se complicó un poco. Otro grupo de agentes Cobras reprimió a los compañeros uniformados que se encontraban en protesta.

En ese sentido, cuando los agentes estaban interponiendo la denuncia ante los medios, fueron “gaseados” con gas pimienta por parte de otros integrantes de esta institución.

Afortunadamente, hasta el momento esta problemática no ha ocasionado resultados que lamentar.

Sin embargo, en varias partes del país se ha informado que más agentes Cobras están apoyando estas denuncias. Asimismo, están dejando de trabajar hasta que se les dé respuesta a dichas peticiones.

Además, se dio a conocer sobra la posible destitución del jefe de este comando especial en la ciudad de San Pedro Sula, Encarnación Guerrero.