9 trucos sencillos e increíbles con papel aluminio

182
papel aluminio
Nueve trucos sencillos con papel aluminio que pueden facilitar la vida o el momento de cualquier persona, en cualquier situación.

REDACCIÓN. Nueve trucos sencillos con papel aluminio que pueden facilitar la vida o el momento de cualquier persona.

Normalmente, el papel que utilizamos en la cocina para envolver alimentos calientes y se mantenga por un tiempo así, tiene más funciones de lo que pensábamos

A continuación una lista de nueve trucos para facilitar la vida a cualquiera.

  1. Adaptador de pilas

Cuando queremos colocar las pilas a un juguete o a cualquier aparato electrónico nos solemos encontrar con el eterno problema de que no hemos comprado las adecuadas. Si fuese el caso de que resultaran demasiado pequeñas, podremos usar un trozo de papel de aluminio para que actúe de conductor eléctrico. Recuerda que no puede ser un sustituto a largo plazo, pues la carga almacenada es mucho menor y hará que el resto de pilas duren un tiempo inferior. Conoce el resto de trucos que te harán la vida más fácil.

2. Lápiz para el móvil

Algunos de los terminales más novedosos vienen con un lápiz capacitivo que permite usar nuestro aparato de forma precisa. Si queremos fabricar uno propio que también nos sirva a nosotros, tan sólo tendremos que envolver con papel de aluminio un lápiz o bolígrafo normal y con ello lograremos que se convierta en un elemento de “alta tecnología”. Por supuesto el nuestro será algo completamente más sencillo de realizar y más barato. Y siempre podremos hacernos uno nuevo si lo perdemos.

3. Limpiador

En múltiples ocasiones nos encontramos con un pequeño problema cuando vemos que algún electrodoméstico o herramienta se ha quedado impregnada de algo pegajoso, bien sea comida seca o un pegamento. Para poder limpiarlo, simplemente deberemos hacer una bola de papel con nuestro querido aluminio y podremos usarlo como superficie abrasiva. El resultado es muy interesante, pues eliminaremos el exceso sin tener que aplicar demasiada fuerza. El papel de aluminio se convertirá en todo tu aliado.

  1. Encendedor

Para realizar este truco tendremos que tener en cuenta que se trata de algo peligroso, por lo que recomendamos practicar y nunca dejar el invento sin la debida atención. Simplemente precisamos de una dos pequeñas piezas de papel de aluminio. Colocaremos las zonas con ambos extremos de la pila y procederemos a acercar algo que actúe como combustible rápido, como un trozo de papel. Éste arderá en muy poco tiempo, momento en el cual deberemos separar las piezas. Y ya tendremos el fuego que queremos.

  1. Pequeño cohete

Para realizar este experimento deberemos prestar especial cuidado. Necesitamos tan sólo la parte de la cabeza de varios fósforos. Una vez extraídas, se colocan en un papel de aluminio y se envuelve en torno a un objeto alargado que podamos sujetar sin peligro. Tendremos que comprobar que el trozo de papel se encuentre de forma holgada. Una vez terminado cerraremos el extremo opuesto y lo prenderemos. El proyectil saldrá disparado al encenderse los fósforos. Recuerda hacer esto con especial cuidado.

6. Cocina de emergencia

Si nos encontramos en medio del campo y queremos realizar algún tipo de comida que exija calentarse, podremos recurrir a nuestro aliado. Si envolvemos el alimento, ya sea una patata o unas castañas, éstas comenzarán a calentarse sin empezar a quemarse. El papel distribuirá el calor por toda la superficie garantizando que no se haga sólo por el lado que está en contacto con el fuego. Tan sólo hay que tener en cuenta que el aluminio estará caliente cuando vayamos a abrirlo, por lo que tendremos que tomar las medidas correspondientes.

7. Afilador de tijeras

Cuando compramos unas tijeras nos solemos encontrar con el problema de que acaban por no cortar lo suficiente. Aunque podemos enviarlas a un afilador, es mucho más barato y rápido usar un simple trozo de papel de aluminio. Simplemente tendremos que doblarlo varias veces para poder garantizar que éste sea suficientemente grueso. Luego realizaremos varios cortes con las tijeras y, casi por arte de magia, éstas ya estarán afiladas. Hemos reservado dos de los trucos del papel de aluminio más interesantes para el final.

8. Solución antimosquitos

Cuando tenemos una planta en un lugar poco luminoso y algo húmedo, suele acabar infestada de insectos como mosquitos. Para evitar este desagradable problema podremos colocar una superficie de aluminio debajo de la planta, de modo que la luz del sol impacten sobre ella ahuyentándolos. Además harás que la planta reciba un aporte adicional de luz, por lo que podrá sintetizar más alimento con menos radiación solar. Una mezcla perfecta y mucho más económica que los insecticidas habituales.

9. Abrillantador de cubiertos

¿Tus cubiertos han quedado deslucidos con el paso del tiempo? La solución es muy sencilla. Tan sólo tendrás que colocar una olla cubierta por dentro con el papel de aluminio. Añadiremos agua con un par de cucharadas de sal e introduciremos los cubiertos dentro. Al poco tiempo podremos limpiar los restos con un algodón y observaremos que se encuentran completamente relucientes. No hará falta que tengamos que renovar la cubertería cada poco tiempo gracias a este truco.