TEGUCIGALPA, Honduras. – Elementos de la Fuerza Nacional Antiextorsion (FNA) capturaron este sábado a dos hombres en la colonia Óscar Castro de la capital.

El arresto se realizó en el marco de las operaciones de la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (FUSINA).

En ese sentido, luego de una serie de acciones de vigilancia y seguimiento un equipo de agentes policiales detuvo a Jose Rafael Águilar. Se trata de un joven de 19 años de edad, originario de Comayagüela y residente de la colonia Nueva Esperanza.

De acuerdo a las autoridades, el imputado, conocido en el bajo mundo como “Boomerang”, se dedica a la venta de pan.

De igual manera, durante la operación fue capturado un menor de 15 años de edad conocido como “Tim”. Los agentes informaron que el segundo detenido reside en la misma zona y se dedica a la venta de tortillas.

Al momento del arresto, los oficiales de seguridad decomisaron una considerable suma de dinero producto de la extorsión. Asimismo, fue incautada una arma de fuego marca Taurus con dos cargadores y 20 proyectiles.

Además, las autoridades reportaron el decomiso de dos teléfonos celulares y una
tableta electrónica.

Una vez que los sospechosos estaban bajo custodia, se informó que ambos detenidos son miembros activos de la Pandilla 18.

Por consiguiente, ambos sujetos serán remitidos a la Fiscalía Especial Contra el Crimen Organizado (FESCCO). Los dos imputados deberán responder por el delito de extorsión en perjuicio de testigos protegidos.

También puedes leer: Tegucigalpa: Autoridades capturan al “Serrucho” por delito de extorsión


Detienen a pandilleros cuando extorsionaban a dueños de negocios

La Policía Nacional el pasado miércoles a dos pandilleros en el momento que extorsionaban a dueños de negocios y de transporte de la colonia El Sitio, La Aurora y Estados Unidos. Los sospechosos son menores infractores de 16 años de edad.

A los capturados se les decomisó un arma de fuego, cargadores, droga y un cuaderno contable. En el cuaderno llevaban el control de las extorsiones que realizaban.

Los aprehendidos son conocidos en el mundo criminal como “El Chelito” y “El Homicida”. Se omite sus nombres por ser menores de edad, pero son miembros de la pandilla 18.

La captura se logró a través de un trabajo de investigación, seguimiento y vigilancia en las mencionadas colonias. Según los agentes asignados al caso, supuestamente los menores son los encargados de la distribución de drogas, traslado de armas y el cobro de extorsión en las zonas antes mencionadas.