Tegucigalpa, Honduras. -El Beatboxing es una forma de ruido vocal que se basa en la habilidad de producir beats de batería, ritmos y sonidos musicales utilizando la propia boca, labios, lengua y voz. Y en Honduras, hay pocos representantes de este tipo de arte, pero sin duda alguna, uno de los que más sobresalen en el país, es precisamente Allan Valeriano, más conocido como “Gazu Beatbox”.

Gazu Beatbox es un artista hondureño que ha logrado alcanzar sus sueños a través de este talento. Ya que ha formado parte de presentaciones de gran magnitud a nivel nacional.

Sin duda, este tipo de arte no es para cualquier persona. Ya que Gazu Beatbox, se ha dedicado prácticamente toda su vida a crear y desarrollar este talento.

En un país en donde este tipo de habilidades no son apoyadas, Gazu ha llegado a obtener la aceptación de las personas; tanto así, que su vida depende prácticamente de lo que hace.

Pero, ¿Quién es Gazu Beatbox en realidad? ¿De dónde proviene? ¿Qué lo motivo a incursionar en este arte? Todo esto y más, nos compartió en exclusiva a Tiempo Digital el Beatboxing hondureño.

¿Quién es Gazu Beatbox?

Soy Allan Valeriano, nací el 21 de marzo de 1992, en Tegucigalpa. Viví parte de mi infancia aquí, y otra parte de ella, y de mi adolescencia en la isla de Guanaja.

Siempre creí que el entretenimiento era lo mío. Empecé a trabajar a los trece años como payasito, con una empresa que se llamaba “Payasito Mundo de los Niños”.

Mi mamá siempre me apoyó, en el aspecto que siempre quiso que estudiara. Tengo dos hermanos menores, y de mi familia soy el único que se dedica al arte.

¿Desde cuándo haces Beatbox?

Hago beatbox desde el 2010 cuando descubrí que era un arte, que era una cultura. Este arte pertenece a la cultura Hip Hop.

El Packy: “Yo hice lo de Kevin con toda la inocencia, y con las ganas de ayudar”

Cuando trabajaba de payasito, paralelamente trabajaba en una banda de rock, como bajista (bajaba los parlantes) jajaja.

Con ellos le empecé a tomar el gusto a la música, a las bases, a la melodía, al ritmo.

Trabajando con ellos me enferme de hepatitis “A”, enfermedad que casi me lleva a la muerte, a los 17 años.

Gazu
Gazu ahora forma parte de Televicentro entre otros proyectos

¿Cómo empiezas en el beatbox?

Las primeras personas que creyeron en mí, se fueron un colectivo “Arte de las Calles”. Era un colectivo de raperos que me apoyó desde mis inicios.

Luego de eso empecé a trabar en la radio, en el 2011.

Mi primer show de beatbox lo hice en un concurso de baile en la UTH, tenía 18 años.

¿Cómo nace el apodo de Gazu?

El apodo de Gazu nació en el Guanacaste, frente a los cines Aries y Tauro.

Gazu es el extraterrestre de los Picapiedras.

¿Cuál es tu trayectoria en los medios?

Después de pasar por varias estaciones de radio, empecé a trabajar HTV, después en TNH como dos meses. Un amigo me dio la oportunidad de estar en televisión.

Después de eso desaparecí de los medios de comunicación unos dos años.

De ahí me empecé a dedicar al beatbox, beatbox, beatbox… es extraño, porque soy de los pocos artistas que puede decir que ha vivido de lo que hace.

Por el beatbox se me abrieron todas las puertas, se me abrió la televisión, la radio y así un sin fin de cosas. Luego de eso, enfoque mi carrera meramente al beatbox, después me gradué del colegio.

¿Qué haces actualmente?

Actualmente estoy estudiando Mercadotecnia en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH). Empecé a trabajar mi álbum que se llama Human Not Machine.

Gazu
Gazu en sus shows trata de conectarse con las personas

¿Qué otras experiencias artísticas tienes?

La primera canción de beatbox para una película en toda Latinoamérica la hice yo, para la película hondureña “Un Loco Verano Catracho”.

Llegue hacer una canción con Jowel, del dúo “Jowel y Randy”. Una canción bastante polémica por el contenido, porque los hondureños tenemos una doble moral bien “estúpida”, porque la canción se llama “Los Majes”.

Paralelo a eso empecé a trabajar en la radio, con Grupo Imbosa. Con un programa que se llamaba el “Showsero”. De ahí estoy trabajando con Televicentro, uno de los medios más grandes de Honduras.

¿Qué planes tienes?

La idea es seguir adelante, como dice Calle Trece: “si quieres jugar en grandes ligas tienes que jugar afuera”.