Wendy Motiño entre la vida y la muerte.

SAN PEDRO SULA. Muchos años tuvieron que pasar con una sonrisa radiante, hasta que un impacto de bala en medio de las dos vértebras estuvo a punto de cegar la vida de la catedrática Wendy Karina Motiño.

El lamentable hecho se produjo en horas de la noche del pasado 21 de abril, cuando la joven se trasladaba en su vehículo en una de las calles de la ciudad.

Ahora, Wendy lucha por su vida en un centro hospitalario de la zona norte, ya que también lleva 14 semanas de embarazo. Familiares y amigos esperan que su amada Wendy pueda sobrevivir a este episodio de horror, que le permita honrar a los héroes que han estado allí desde aquel hecho violento….a quienes la calmaron y arriesgaron su vida para cubrirla, a aquellos cuyas últimas palabras le permitieron seguir creyendo en el mundo, a quienes la rescataron y a los extraños vestidos de blanco que la recogieron mientras el o los asaltantes huían.

La gravedad de la herida la dejó sin poder moverse y su estado de gestación está en una situación extrema, por lo que ha sido tratada muy cuidadosamente para no fallar médicamente en nada y así evitar cualquier tipo de consecuencia que pudiese terminar con su vida.

La vida muchas veces nos da golpes y muy duros, ahora esta joven lucha por su vida ante una violencia que parece socavar los valores y el amor por la vida humana, una violencia que pretende callar y asfixiar al que se encuentre en su camino y no sea más un estorbo, mientras Wendy Motiño se encuentra en un hospital esperando salvarse y ser la misma de antes.

Luego de estar siendo atendida por varios días, su cuenta ha sobrepasado el millón y medio de lempiras este jueves, la familia no solo decidió trasladar a Wendy al Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), sino emprender una campaña para recaudar fondos que les permita seguir con el tratamiento.

En el sitio www.gofundme.com/ayudemosawendy la familia y amigos de la joven esperan recibir el apoyo de los hondureños y extranjeros, que sin duda son muy generosas cuando se unen.

Uno de sus allegados dijo en entrevista que de momento «Wendy está estable, anteriormente estaba en estado crítico y no tenía tranquilidad, por lo que tenía que estar sedada constantemente. Ahora ella ha ido evolucionando  y se le han quitado los sedantes, esperamos en Dios que ella se pueda recuperar en su totalidad, además el 27 de mayo tendremos una actividad benéfica en Tegucigalpa y el 31 del mismo mes en San Pedro Sula, con el fn de recaudar fondos, ya que sus medicamentos son caros».

Por su parte, la doctora Katia Danilobo manifestó que Wendy necesita mucho apoyo de la gente, sobretodo por el costo de sus medicamentos y su proceso de recuperación. Asimismo dijo sentirse asombrada por como el esposo de Wendy está tan pendiente de la salud de ella.