Víctima de asalto pide ayuda para sacar bala de su cuerpo

Para cualquier ayuda puedes contactarte al número de teléfono: 9595-4398, con Salma Cardona.

0
1945
Mauricio necesita del apoyo de los hondureños.

SAN PEDRO SULA, HONDURAS. El 4 de julio del presente año, Mauricio Velásquez (20) fue víctima de la violencia en Honduras, cuando se dirigía hacia su casa después del trabajo:  Dos sujetos armados intentaron asaltarlo y robar su motocicleta.

Uno de los malhechores hizo seis disparos, pero sólo uno impactó a Mauricio, este fue exactamente en el glúteo derecho, pues como pudo llegó a su casa y junto a su familia se dirigió al Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS).

Llegaron aproximadamente a las siete de la noche y fue atendido hasta las siete de la mañana del siguiente día, el doctor sólo le dijo que no iba hacer posible operarlo ya que la bala no tocó el hueso y no afectaba en nada, por lo que solamente le dio de alta con quince días de incapacidad.

Al parecer todo estaba normal, sólo que tenía que aprender a vivir con una bala en el cuerpo, Mauricio intentó caminar después de dos días del incidente, todo parecía un dolor normal hasta que el empezó a sentir un leve hormigueo en el pie, pues sus cercanos decidieron volver al Seguro Social y así garantizarse de que todo estaba bien antes de que él volviese a trabajar.

Después de varios intentos fallidos y de que lo atendieran esperando hasta casi diez horas, la tía de Mauricio ayudó para que pudiese ver especialistas que le ayudaran más rápidamente; de repente lo que les dijeron y lo que los tomó por sorpresa fue que después de tres semanas, la bala hizo una fisura en un hueso de la pelvis que le dificulta seguir caminando, de ser así necesitaría un implante ya que el hueso se le puede fracturar, le dieron 60 días más de incapacidad y se discutió que él no podía seguir con la bala en el cuerpo, que una operación para extraer la bala era más que necesaria en este momento.

Ingresa aquí también para ayudarle: Acceso de aporte económico para Mauricio

La bala está localizada en medio del hueso y un nervio, por lo que se requiere una cirugía artroscopica de cadera en el costado derecho, si no funciona proseguirá con una operación abierta en la cadera para la extracción de la bala y volver a montar el hueso.

El costo aproximado que dieron para la cirugía fue de 130,000 lempiras en el Hospital del Valle, que es el único que cuenta con la maquinaria que se necesita.

Familiares del joven solicitan ayuda para recaudar los fondos y poder realizar la operación lo antes posible, ya que siguen esperando cupo en el Seguro Social para el quirófano y ni sí quieran tienen la maquinaria necesaria para hacer la operación, pero les dieron un mínimo de espera de 3 meses, por lo que quieren recurrir a un hospital privado que es uno de los más costosos en el país, ya que solamente allí tienen la maquinaria para poder realizar la operación, también para poder comprar alimentos que puedan beneficiar a la recuperación de la fisura y tanto así como los medicamentos necesarios.

Mauricio y su familia no cuentan con la facilidad monetaria para pagar una operación de tal magnitud, ni poder comprar los alimentos y medicinas necesarias para que tenga una recuperación más pronta, ya que con cada paso su cadera se desgasta.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here