José Adán Castelar
José Adán Castelar falleció en la noche del domingo 24 de diciembre a sus 76 años de edad.

Tegucigalpa, Honduras. – Rodeado de su familia y amigos, los restos del poeta y escritor, José Adán Castelar, son velados este lunes en una funeraria de la capital hondureña.

A la reunión llegaron sus amigos y personajes destacados de las letras. El escritor falleció el 24 de diciembre en horas de la noche.

El autor de «Poema estacional» y «También del mar», entre otras obras, contaba con una trayectoria de más de 50 años de carrera.

Castelar perteneció al conocido grupo de poetas caribeños La Voz Convocada y el Grupo Literario de La Ceiba. Además, fue colaborador de varios medios escritos y revistas. Dirigió en Tegucigalpa el plegable literario “Cuarto brujo”.

El hondureño fue descrito por Salvador Madrid como «un poeta que hizo de Honduras su corazón». En ese sentido, un poeta al que nadie dudó, ni dudará en nombrarle como el más amoroso.

Mientras que la escritora, Hellen Umaña se refirió a Castelar como un poeta que construyó sus versos. «No sólo desde la entraña misma de las desgarraduras sociales, sino también desde el esperanzador batallar que puede llevar a su superación».

Lea: Encuentran a una mujer muerta y con señales de ultraje en La Lima

Fallece el poeta hondureño José Adán Castelar

José Adán Castelar falleció la noche del domingo 24 de diciembre a sus 76 años de edad. En ese sentido, su muerte ha dejado un gran luto en la población hondureña, ya que Castellar fue un poeta destacado. Según testimonio de sus familiares, esta navidad será amarga por su partida.

Las autoridades policiales informaron que el cuerpo sin vida de Castellar ya fue trasladado a la Morgue Capitalina. Según el reporte de Medicina Forense, las causas de la muerte de Castelar fueron a consecuencia de un paro cardiaco.

José Adán Castelar, fue un reconocido escritor que representó a Honduras a nivel internacional con su literatura.

Nació el 9 de abril de 1941 en Coyoles Central, Olanchito Yoro. Sus principios literarios se remontan a su participación en La Voz Convocada, grupo de poetas conformada por escritores como Nelson Merren y Pepe Luis Quesada (el último sobreviviente).

También formó parte del Grupo Literario de La Ceiba, lo que le permitió escribir varios poemas y libros que le permitieron ganar muchos premios.