22 C
Honduras
jueves, octubre 14, 2021

Vacunas que podrían generar inmunidad duradera

Las vacunas fabricadas por Pfizer-BioNTech y Moderna generan una reacción inmunitaria persistente en el organismo que puede proteger contra el coronavirus durante años, informó el lunes un grupo de científicos.

Los hallazgos se suman a la creciente evidencia de que la mayoría de las personas inmunizadas con las vacunas de ARNm podrían no necesitar refuerzos. Esto, siempre y cuando el virus y sus variantes no evolucionen mucho más allá de sus formas actuales, algo que no está garantizado. Es posible que las personas que se recuperaron de COVID-19 antes de ser vacunadas no necesiten refuerzos, explican expertos.

“Es una buena señal de lo durable que es nuestra inmunidad proveniente de esta vacuna”, dijo Ali Ellebedy, inmunólogo de la Universidad de Washington en Saint Louis que dirigió el estudio, publicado en la revista Nature.

Cifras del coronavirus en el mundo.

Cifras del coronavirus en el mundo.

Lea también: ¿La segunda dosis de la vacuna produce más efectos secundarios?

¿Y la Johnson & Johnson?

El estudio no incluyó a la vacuna fabricada por Johnson & Johnson, sin embargo, el doctor Ellebedy dijo que esperaba que la respuesta inmunitaria sea menos durable que la que producen las vacunas de ARN mensajero.

Ellebedy y sus colegas reportaron el mes pasado que en quienes sobreviven a la COVID-19, las células inmunitarias que reconocen al virus permanecen inactivas (durmientes) en la médula ósea durante al menos ocho meses después de la infección. Un estudio de otro equipo indicó que las llamadas células B de memoria siguen madurando y fortaleciéndose durante al menos un año tras la infección.

Los investigadores, con fundamento en esos hallazgos, sugirieron que la inmunidad podría durar por años. Pero también estiman que dure para toda la vida en las personas que contrajeron el coronavirus y luego se vacunaron. No quedó muy claro si es posible conseguir un efecto tan duradero solo con la vacunación.

El equipo de Ellebedy buscó resolver esa pregunta al examinar la fuente de las células de memoria. Estos son los nódulos linfáticos, donde las células inmunitarias se entrenan para reconocer y combatir el virus.

Fuente: The New York Times.

Nota para nuestros lectores:

Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: http://bit.ly/2LotFF0

Más noticias

Últimas Noticias

Abrir anuncio

Close
error: Contenido Protegido