Texas
Marco Antonio Muñoz, de 39 años,fue declarado muerto alrededor a las 10 de la mañana

Estados Unidos- Un hondureño se suicidó en una prisión de Texas, pese a que los guardias lo vigilaban cada media hora y había una cámara dentro de la celda reveló un diario norteamericano.

La víctima tenía el nombre de Marco Antonio Muñoz, de 39 años de edad.

A Muñoz, lo encontraron inconsciente dentro de su celda informaron las autoridades penitenciarias.

Todo esto ocurrió un día después de que agentes de protección fronteriza de Estados Unidos lo llevaran a la cárcel.

Al connacional lo detuvieron por entrar de forma ilegal al país del norte.  

Lo anterior lo informo el Departamento de Policía del condado Starr.

Los por menores de este suceso se detallaron en un reporte de incidentes el pasado 5 de junio.

Lea también : Dueño de empresa en Honduras es capturado en El Salvador

Los hechos

Los guardias de la prisión dijeron que Muñoz, mostró una acritud agresiva.

Posteriormente lo colocaron dentro de una celda durante la noche.

Agregaron era vigilado cada 30 minutos y al menos una vez más durante el turno de la mañana.

Todo esto ocurrió antes de que lo encontraran inconsciente en el suelo. Cabe señalar que a Muñoz, lo declararon muerto alrededor a las 10 de la mañana.

Por su parte, el Departamento de Policía indicó que Antonio Muñoz, no mostró indicios de que pensaba suicidarse.

La grabación de su celda mostró cuando Muñoz ató su suéter a una reja de alcantarilla en el suelo.

Añade el informe que lo enlazó en su cuello y giró varias veces su cuerpo, cortando su circulación y su respiración.

El periódico The Washington Post, en una de sus publicaciones reveló sobre el movimiento migratorio de Muñoz y su familia.

Entró al país con su esposa y con su hijo de tres años, se enfureció y tuvo que ser retenido cuando los agentes le informaron que la familia sería separada.