Trancazo al «chimbo» de gas; Irías dice que es duro golpe a la economía familiar

233
duro golpe a la economía familiar
Adalid Irías, presidente de ADECABAH.

Tegucigalpa, Honduras. A criterio del presidente de la Asociación para la Defensa de la Canasta Básica (ADECABAH), Adalid Irías, el incremento de casi once lempiras al cilindro de gas representa un duro golpe a la economía familiar.

Asimismo, detalló que el impacto se dará en un doble sentido. «En primer lugar porque va a golpear a los hogares que utilizan el ‘chimbo’ de gas porque son casi los once lempiras. Oviamente van a gravar fuertemente el presupuesto destinado para estos carburantes en la economía familiar», dijo Irías.

A su vez, para Irías, el incremento perjudicará la economía informal. Lo anterior, debido a que las casetas que venden productos accesibles como baleadas, enchiladas y otros bocadillos se ven perjudicadas.

«Obviamente también nos van a pasar la factura. La baleada podrá tener un incremento de uno o dos lempiras porque van a trasladar en alguna medida estos impactos», argumentó.

El presidente de ADECABAH recordó que este año ya son dos incrementos de más de 10 lempiras. Del mismo modo, cabe recordar que el mes anterior el incremento fue de L. 7.

«Nosotros consideramos que el incremento sale de los ribetes normales. El ‘chimbo’ de gas ha sido golpeado duramente este año», expresó Irías.

«Si bien es cierto que el ‘chimbo’ de gas lo calculan cada mes como promedio, viene a resultar como de L. 2,50 o L. 2,60 por semana», dijo el defensor de los consumidores.

Lea también: ¡Trancazo! Casi once lempiras sube el cilindro de gas LPG en Honduras

Soluciones

«En el congreso hay una iniciativa para regular los ‘chimbos’ de gas que no viene la medida completa porque esto es otro fraude que viene a repercutir en el costo final de los productos», explicó Irías.

Además, aseguró que se presentará una propuesta para que se establezcan mecanismos de compensación para el cilindro de gas LPG de un colchón o un fondo. Ya que estos incrementos «repercuten directamente, contrario a los combustibles que tiene un impacto fuerte en los consumidores tras ser transferidos», afirmó.

Según Irías, se debería congelar los incrementos exagerados por determinado tiempo. Asimismo, Irías propone «crear un subsidio o un fondo, así como lo hicieron con los taxistas que le rebajaron cinco lempiras, para que el gobierno pueda asumir una parte cuando existe un incremento tan elevado».