Roberto Zablah: No hay intención de privatizar servicio de agua potable en Tegucigalpa

577
Roberto Zablah
"No hay ningún fantasma", dijo.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. El exgerente de Infraestructura de la Alcaldía Municipal del Distrito Central (AMDC), Roberto Zablah, descartó este domingo que se vaya a privatizar el servicio de agua potable en Tegucigalpa.

Cabe señalar que sindicalistas del Servicio Autónomo Nacional de Acueductos y Alcantarillado (SANAA), y miembros de juntas de agua denunciaron días atrás que una empresa operaría el servicio en el sector de El Picacho.

“La Ley Marco del Sistema de Agua Potable y Saneamiento conlleva al proceso de municipalización. Dicho proceso quiere decir que el SANAA administraba 13 acueductos. De esos, ya se logró hacer el traspaso de nueve, restando La Ceiba, Atlántida, El Progreso, Yoro, Amapala, Valle y el Distrito Central”, explicó Zablah.

A efecto de eso, dijo que “no hay ningún fantasma” de querer privatizar el sistema de agua potable de la ciudad capital.

“Lo que se ha hecho es formar la unidad de agua potable y saneamiento en la comuna capitalina para administrar el recurso agua. La contratación por parte de la alcaldía de la empresa Hidalgo e Hidalgo es para renovar esos temas e identificar pérdidas» aseguró.

Le puede interesar: SANAA multará a abonados que desperdicien agua potable

Zablah: “Sistema de agua potable ya colapsó”

Por otro lado, señaló que el Distrito Central tiene un 55 % de pérdida de vital líquido. Y que el sistema de agua potable ya colapsó.

“Tiene fugas y la compañía localizará esas pérdidas y resolverá el tema de aguas residuales por problemas en el sistema de aguas negras”, indicó.

De ese modo, puntualizó que también se aprobó un contrato por L. 256 millones para mejorar la fuente de agua de El Picacho desde La Tigra para garantizar ese caudal porque es la mejor agua que reciben los capitalinos.

“Dicha fuente ha reducido su producción a 300 litros por segundo. También se hará un análisis de la represa Los Laureles y Concepción. Es de preocuparse que estén bajando su caudal”, enfatizó Zablah.

Para finalizar, el exfuncionario agregó que, además está en proceso de licitación la construcción de las represas Jiniguare y Jacaleapa y Tatumbla, lo que sumará unos 25 millones de metros cúbicos de agua a la capital.

“Es como hacer dos represas de Los Laureles. Si esos proyectos no se hacen el racionamiento del vital líquido será severo en los próximos años”, concluyó.