Protestas en Tegucigalpa: Dos farmacias quemadas, personas heridas y periodistas golpeados

403
Protestas
Las nuevas protestas se reportaron en diferentes sectores de Tegucigalpa.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Dos farmacias incineradas, personas heridas, defensores de derechos humanos reprimidos, y periodistas golpeados por las fuerzas de seguridad del Estado es el escenario que se vivió este jueves durante la primera jornada de protestas convocadas por la Coalición Opositora en Tegucigalpa.

Los protestantes exigen la salida del actual presidente, Juan Orlando Hernández, por estar mencionado en el juicio de su hermano menor, el ex congresista, Juan Antonio Hernández, declarado culpable por narcotráfico en Estados Unidos.

De acuerdo a lo que se informó, la manifestación salió desde la Universidad Pedagógica Nacional Francisco Morazán (UPNFM). Posteriormente, se dirigió hasta las nuevas instalaciones de Casa presidencial. Sin embargó, a la altura de la colonia Miraflores fue detenida por un pelotón de más de 150 elementos policiales.

Dicho contingente policial estaba integrado por miembros de la Policía Nacional y Fuerzas Especiales.

Luego, los manifestantes pudieron traspasar la valla policial lo que desató un enfrentamiento con los agentes policiales.

Desde ahí, los protestantes siempre caminaron hacia Casa Presidencial.  No obstante, a la altura del Colegio Médico se encontraron nuevamente con gas lacrimógeno y balas de goma. Los policías persiguieron a los manifestantes hasta la UPNFM lo que desató el caos en dicho sector.

Cabe señalar que durante el enfrentamiento un centro de abastecimiento de productos farmacéuticos reconocido en la capital terminó incendiado por los protestantes.

La Policía Nacional tuvo que utilizar una tanqueta lanza agua para sofocar las pavorosas llamas. La farmacia como popularmente se conoce quedó parcialmente destruida. Y con todos sus vidrios quemados.

Nota relacionada: TGU: Supuestos protestantes queman farmacia en bulevar Fuerzas Armadas

La Policía obstaculizó el derecho a la protesta pacifica

A través de los vídeos que circularon por medios locales se pudo observar las bombas molotov lanzadas por los manifestantes y a uno de ellos rociando combustible contra el establecimiento.

Posteriormente, los manifestantes nuevamente salieron de la UPNFM y se dirigieron hacia el bulevar Suyapa.  A la altura del Comisionado Nacional de Derechos Humanos sufrieron un percance donde agredieron a la prensa y reprimieron a los defensores de Derechos Humanos.

Asimismo, en el bulevar Centro América frente al Instituto de Previsión Militar (IPM) otra farmacia fue incendiada por los protestantes. En dicho sector se reportó también un fuerte enfrentamiento que duró varios minutos que terminó con la quema de dicho establecimiento farmacéutico.

También varios negocios alrededor del lugar como agencias bancarias resultaron con varios destrozos en sus instalaciones.

Jorge Jiménez miembro de Jóvenes Promotores y Defensores de Derechos Humanos (JOPRODEH), relató que desde un centro comercial sacaron a una de las personas que participaba en la protesta y le propinaron una fuerte golpiza. Luego lo trasladaron a la posta de la Kennedy.

Contó que la gente continuó en el bulevar Suyapa pero la Policía los desalojó a los manifestantes como a periodistas, y defensores de derechos humanos.

De igual forma, narró que una gran parte de los manifestantes se dirigieron hacia la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) pero en ese lugar fueron desalojados por una tanqueta  y las Fuerzas Especiales que estaban en ese sector preparados para dispersarlos.

Lea también: Conadeh: Golpes de Estado solo traen adversidades al pueblo hondureño

Defensor de derechos humanos resultó con severas heridas en su cabeza

En ese sentido, detalló que la nueva jornada de protestas dejó dos personas detenidas, y un defensor de derechos humanos de Sin Límite con severas heridas en su cabeza. Así como una serie de agresiones contra la prensa y defensores de Derechos Humanos a lo que ellos dicen que es un atentado contra la libertad de expresión en contra de los entes humanitarios que su única misión es salvaguardar los Derechos Humanos.

Sobre los actos vandálicos que se realizaron en la protesta, el representante de JOPRODEH, dijo que la violencia se debe condenar  de donde sea. Es decir, que se debe condenar los actos vandálicos como la quema de las farmacias que hubo. Pero sobre todo se debe condenar la agresión contra la vida y la dignidad humana de las personas.

“El Estado de Honduras debe hacer uso del protocolo del uso de la fuerza enmarcado pero lo que se pudo ver fue un actual salvajismo de parte del actual Estado, donde hubo uso indiscriminado de gas lacrimógeno. Y donde hubieron personas heridas y afectadas producto del mismo actuar brutal de la Policía”, criticó Jiménez.

Consultado sobre si la Policía ha incrementado su represión contra las actuales manifestaciones, el defensor de derechos humanos, cuestionó que hace tres días la Secretaria de Seguridad informó que desalojarían cualquier tipo de manifestación. «Eso nos llena de suma preocupación. El artículo 79 de la Constitución de la República garantiza el derecho a la protesta pacífica  de todo manifestante», estableció.

Le puede interesar: COHEP propone acuerdo de gobernabilidad para paz social de Honduras

Manifestación se desarrollaba de manera pacífica

“Lo que yo pude constatar es que en la ida de la UPNFM a Casa Presidencial los manifestantes iban de manera pacífica. Ellos gritaban sus consignas pero se les obstaculizó el derecho a la protesta. Y por eso Honduras deberá responder no solo a nivel nacional sino que internacionalmente también”.

Prosiguió: “Sin lugar a duda hoy se pudo ver como se obstaculiza el derecho a la protesta pacífica. El Estado no tenía ninguna excusa para desalojar a los manifestantes. La marcha se desarrollaba de manera pacífica. «Las fuerzas de seguridad comenzaron a lanzar gas lacrimógeno. Y los protestantes arremetieron con piedras y morteros», reafirmó.

“Esto nos llena de suma preocupación. El Estado tendrá que esperar y volver a someterse a exámenes como el Periódico Universal (EPU) de Naciones Unidas. Así como también ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos. Dichos organismos internacionales han dicho que se debe garantizar el derecho pacifico a la protesta. Y salvaguardar la vida de las defensoras y los defensores de derechos humanos.

Jiménez enfatizó que los protestantes hacían uso de su derecho a la protesta pacífica para exigir la salida del gobernante actual. No obstante, ni siquiera se les permitió llegar a las orillas de casa presidencial. «Fueron desalojados de manera brutal», aseveró.