Presidente de SDI Global: «No creo que haya equipo médico en los contenedores»

731
SDI Global
El presidente de la compañía turca SDI Global no cree que Honduras reciba los hospitales móviles que compró al guatemalteco Áxel López. Señala que hay incongruencias.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. El escándalo que rodea la adquisición de hospitales móviles continúa vigente en Honduras. Hay una investigación en curso y el pueblo hondureño demanda respuestas que no parece que llegarían pronto.

Además, aunque según la Inversión Estratégica de Honduras (INVEST-H) el equipo viene en camino, las dudas se acrecentan y, mientras tanto, la crisis de COVID-19 impera y se lleva consigo más vidas.

La incertidumbre no es infundada e incluso traspasa fronteras. Desde Estados Unidos, un experto en el comercio de hospitales móviles conversó con Diario TIEMPO Digital y argumentó por qué Honduras podría quedarse con las manos vacías tras la operación, misma que él denominó como un «fraude» y una «estafa».

Quizá nadie podría conocer más de la situación. ¿Por qué? Bueno, Michael Murphy es el presidente de la Junta Directiva de SDI Global LLC. Esa compañía turca es que la que sostiene una demanda contra Áxel López, guatemalteco a quien INVEST-H desembolsó casi $48 millones -sin garantías- por los supuestos nosocomios.

Según la versión de SDI Global, el empresario en mención, fungiendo como supuesto intermediario, les pidió una cotización de hospitales móviles. Después, usurpó la proposición que se le entregó, le cambió el logotipo y se lo adjudicó a su compañía ELMED Mobile Systems.

Por tanto, SDI Global mantiene un proceso con posibles cargos penales contra Áxel López por la utilización sin permiso de sus fotos, productos, materiales, diseños y demás material.

De igual interés: TSC pide apoyo al BID y USAID para evaluar hospitales móviles de INVEST-H

¿Vienen los hospitales a Honduras?

El ejecutivo de SDI Global empleó su vasto conocimiento en el envío de materiales tecnológicos a todo el mundo para sustentar sus consideraciones respecto al par de hospitales que espera Honduras.

En ese sentido, mencionó que hay irregularidades en la provisión de información y otros detalles, como el peso que debería tener el equipamiento.

«No hay suficientes contenedores. El peso de los dos hospitales, sin equipo y muebles, debería ser de 400 toneladas sin equipamiento y amueblado. Además, solo he visto un conocimiento de embarque y debería haber dos más», explicó Murphy.

Ese pensamiento coincide con lo expuesto por Odir Fernández, jefe de investigación del Consejo Nacional Anticorrupción (CNA), quien comentó que la cantidad de contenedores solo correspondería a un hospital.

Es oportuno describir que un conocimiento de embarque consigna todos los detalles de los envíos marítimos. En ese documento se lee cuál es el exportado o remitente, el cliente, el número de bultos, marcas y peso.

Además, detalla qué línea naviera o consolidador trae el cargamento, cuál es el valor del flete, y cuál es el puerto de embarque y el punto de destino.

«Por la ausencia de información de la embarcación, no creo que haya equipos médicos en esos contenedores», aseveró Murphy.

A su vez, mencionó que alguien en INVEST-H conoce qué es lo que arribaría, «si es que viene algo»; eso, dado que «López se ha comunicado con ellos».

El experto acusó que las compañías de López son falsas. Sobre una de ellas, Vertisa Medical Waste Technology, apuntó que no aparece legalmente en ningún contrato. En virtud de ello, recalcó que Honduras no recibiría los anhelados hospitales y que ojalá el Gobierno recurra a instancias estadounidenses para recuperar su dinero ante la «estafa» que sufrió.


🔹 Suscríbete gratis a más información sobre el #COVID-19 en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: bit.ly/whatsapptiempo