Portugal: La selección con un gran presente y un mejor futuro

431
Portugal
El combinado luso se ha rejuvenecido y prueba de ello, son las figuras emergentes que ya brillan en las grandes ligas de Europa.

Portugal.- A las puertas de que se reanude la actividad de selecciones en el mundo, resulta inevitable fijar la atención sobre un país en particular, que de a poco va ganando reflectores y consideración como uno de los serios candidatos, porqué no, del Mundial de Qatar 2022.

Después de todo, la selección portuguesa ya dio muestras de su poderío y potencial, ganando la Eurocopa 2016 y la primera edición de la UEFA Nations League frente a Países Bajos el año anterior.

¿Pero puede Portugal aspirar a más?

Para responder esta interrogante, hay que analizar tres elementos clave que se requieren para poder dar el siguiente paso, competir por un campeonato mundial.

Un proyecto coherente

Si algo ha hecho bien la federación lusa, es contratar en 2014 a su actual seleccionador, Fernando Santos. Un entrenador con más de 30 años en los banquillos que mostró tener la experiencia y el bagaje suficiente para liderar un recambio generacional, que hoy los ubica como una potencia en el fútbol de selecciones.

Santos consolidó una idea de juego que ha evolucionado con el tiempo y la inclusión de nuevos jugadores que van surgiendo. Convirtiéndose a día de hoy en una Portugal que no teme tomar el protagonismo de los partidos a través del nutrido talento ofensivo de su plantilla, pero que también sabe ceder la iniciativa cuando las circunstancias del juego así lo ameritan.

Un jugador diferencial

En esos momentos cumbre de un encuentro decisivo, en los instantes donde el margen de error se reduce a cero, Portugal cuenta posiblemente con el futbolista más influyente cuando se trata de marcar la diferencia.

Siendo un líder dentro y fuera de la cancha; la importancia de Cristiano Ronaldo va más allá de sus impresionantes números en goles y asistencias.

A sus 35 años y con la obstinada dedicación que pone el portugués en mantener su buen estado físico, es seguro que los dirigidos por Fernando Santos podrán contar con el crack de la Juventus entre sus filas. Cristiano buscará como siempre satisfacer su sed insaciable de títulos, intentando ganar el único que le hace falta en su icónica carrera.

Al final, Qatar es la última oportunidad de Ronaldo para pelear por un campeonato mundial y acrecentar su legado de 101 goles en los 167 partidos que ha disputado hasta ahora como internacional con la selección portuguesa.

Una generación prominente

Si bien Cristiano Ronaldo es un plus que pocos o casi nadie tiene, el fútbol no deja de ser un deporte colectivo y, Portugal también cuenta con las herramientas para rodear al artillero de Madeira.

Tal vez Francia e Inglaterra son las únicas selecciones que pueden presumir de una producción incesante de jóvenes talentos a la altura de lo que genera Portugal. El combinado luso se ha rejuvenecido y prueba de ello, son las figuras emergentes que ya brillan en las grandes ligas de Europa.

El talento Joven portugués

Diogo Jota: El mediapunta de 23 años llegó a la Premier para quedarse. Luego de integrar una de las duplas más letales en el fútbol inglés junto al mexicano Raúl Jiménez, Jota se abrió paso en el Liverpool de Jürgen Klopp.

Los de Anfield desembolsaron 40 millones de euros por su fichaje y el futbolista ya respondió con un hat-trick en Champions frente al Atalanta, además de sumar tres goles en la competición inglesa.

Francisco Trincao: El extremo diestro se ha ganado su sitio en la rotación de Ronald Koeman, a base de sacrificio defensivo y su capacidad para desequilibrar y asociarse en tres cuartos de cancha. Podría ser quizás uno de los pocos aciertos de Bartomeu.

Bruno Fernandes: Desde su llegada al Manchester United, ha generado un impacto inmediato que hace tiempo no se veía en la Premier League. Viene de marcar un doblete el fin de semana contra el Everton, sin duda un titular indiscutible en el 11 inicial de Solskjaer.

Joao Félix: considerado por muchos como el sucesor de Cristiano Ronaldo y futuro líder en la selección de Portugal, la joven perla del Atlético de Madrid parece haber superado la presión inicial del costo que pagaron por él para llenar el vacío que dejó Antoine Griezmann.

Y así se encuentran una serie de talentos como el habilidoso extremo Pedro Neto de los Wolves, el central Rubén Díaz del Manchester City así como su compañero Bernardo Silva o el mediocampista Sergio Oliveira del Oporto, que en muchos casos ya constituyen una realidad en el fútbol europeo y por consiguiente para la selección portuguesa. Una potencia con tintes de campeón.