pastor Solorzano
"Creo que las autoridades deben hacer presencia en este caso y deducir alguna responsabilidad" opinó Solorzano.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. – El pastor Alberto Solórzano, expresó hoy en horas de la tarde que a la pareja gay del City Mall, «debe deducírsele responsabilidades».

Dos hombres participaron en el polémico acto en el centro comercial de San Pedro Sula. Sin embargo, podrían ser procesados por el mismo. Esto de acuerdo al pastor Solórzano.

«La constitución lo prohíbe»

Constitucionalmente está definido que todo acto que promueva situaciones amorales están prohibidos en nuestra sociedad, explicó Solórzano.

En este sentido el religioso hondureño, hizo un llamado a las autoridades a tomar cartas en el asunto.

«Creo que las autoridades deben hacer presencia en este caso y deducir alguna responsabilidad» opinó el líder religioso Alberto Solórzano.

Además, el pastor, dijo que este tipo de actos deben manejarse en privado y no tratar de imponerlos a la sociedad de esta manera.

Asimismo, Solórzano expresó que es una pena que este tipo de cosas estén pasando en el país. «Esto dan un mal ejemplo a la sociedad.

Actos gays son agenda global

«Estos actos son una agenda mundial. Esta gente quiere imprimir la idea en la mente del ciudadano que esto es natural», opinó el pastor.

Sin embargo, Solórzano resaltó que ellos como iglesia siempre estarán en contra de estos actos inmorales.

«Hoy mismo recibí unas imágenes grotescas de la marcha del orgullo gay en España. Ellos van a tratar de imponer sus ideas», detalló en religioso.

Honduras: sociedad hipócrita

Por otro lado, la socióloga Karla Aguilar expresó que la sociedad hondureña es de doble moral.

«Dicen que aman todo, que son una sociedad cristiana. Sin embargo el mandato de amar al prójimo no lo aplican», explicó la socióloga.

Por otro lado, una parte de la sociedad hondureña va reconociendo que en otros países se están admitiendo estos derechos dijo Aguilar.

Las personas aunque estén en desacuerdo con este tipo de actos no pueden decir que lo están. Según Aguilar por el miedo a parecer obsoletas.