Por temor a protestas, ciudadanos llegan hasta un día antes al aeropuerto

El horario de los vuelos se maneja con normalidad en el aeropuerto.

323
paro nacional
Extranjeros durmiendo en el suelo del aeropuerto.

CORTÉS. El Aeropuerto Ramón Villeda Morales de La Lima, zona norte de Honduras, amaneció abarrotado de ciudadanos que llegaron hasta un día antes por temor a perder su vuelo debido al paro nacional programado.

Sentados en el suelo, con colchones, maletas a un lado y bien abrigados, decenas de hondureños y extranjeros esperan con ansias la hora de su vuelo. Hasta el momento no se reportan tomas en el camino hacia el aeropuerto ni cancelación o modificación horarios.

Los ciudadanos presentes manifestaron que se fueron antes para no perder sus vuelos. La Alianza de Oposición había convocado a paro nacional y se esperaban tomas y protestas pero en la capital industrial todavía no hay reportes.

Algunas personas optaron por irse hasta un día antes. Un hondureño que viaja hacia España por trabajo, expresó que llegó el viernes y su vuelo sale hasta hoy en la tarde.

A pesar de que no es una situación común en el aeropuerto, el horario de cada agencia se maneja con normalidad. Por temor, algunas aerolíneas sí cambiaron los vuelos de esta mañana pero los pasajeros fueron notificados días antes.

Se espera que en las próximas horas, el paso se mantenga despejado para continuar con la agenda programada. Unas 25 personas gritan consignas poco después del lugar donde se ubicaban las casetas de peaje; las cuales fueron quemadas durante protestas

Con banderas en mano, cubiertos de su rostro y carteles, se ubican a la orilla de la calle. Las autoridades policiales y militares expresaron que mientras no obstruyan el flujo de vehículos, no tomarán acciones.

Transportistas circulan normalmente en SPS

Por su parte, los transportistas de la capital industrial hicieron caso omiso a las amenazas y decidieron salir a trabajar. Aunque el pasaje de los buses subió dos lempiras, costando un total de Lps. 10.00, los ciudadanos utilizan el servicio.

Al parecer, varios puntos de buses recibieron una nota donde los amenazaban. Si ellos salían a trabajar este sábado, las unidades de transporte serían quemadas, según la nota.