paciente del Hospital Escuela
Ángel, paciente del Hospital Escuela llama a su familia en Comayagua

TEGUCIGALPA.- Después que fue atropellado por una motocicleta, paciente fue dado de alta y llama a su familia.

El nombre del paciente es Ángel Calderón Donaire (40), quien ya recibió el alta médica. Pero urge la presencia de algún familiar para su salida del centro hospitalario.

El paciente quien sufrió trauma craneal se encuentra en la cama 14 de la Emergencia de Cirugía y asegura que reside en el barrio Suyapa de Comayagua.

Paciente del Hospital Escuela

Además, en las ultimas horas se conoció que una anciana de 80 años de edad fue abandonada  en la Emergencia de Medicina Interna del HEU.

Según reporte médico la señora de la tercera edad se encuentra saludable y días atrás sus familiares la abandonaron en el HEU.

Aún se desconoce la identidad de la señora, quien se muestra agresiva al preguntarle el nombre o lugar de residencia.

Relacionada: Se ahoga menor de edad en colonia Carrizal de Tegucigalpa

anciana
Anciana saludable fue abandonada en el HEU.

Abandonan anciana

De acuerdo a los médicos la señora esta saludable por lo que no reúne criterios para su hospitalización. Tampoco tiene expediente clínico abierto.

Antecedente: 4 heridos en el HEU

Ayer, luego de un accidente vial, cuatro personas resultaron heridas y fueron ingresadas al HEU.

Los heridos son Cristian Martínez (22) quien presenta laceraciones en rostro y el pie. Además Deidi Rivas (35) quien presenta un golpe en el rostro.

De igual forma, Melissa Villalvir (26) con golpes en el rostro y la cabeza y un cuatro herido, Renato Álvarez con golpes en la cabeza.

El accidente se dio la mañana de este jueves en la primera avenida de Comayagüela.

Según relato de los heridos a un bus ejecutivo “rapidito” s ele fueron los frenos e impactó contra un bus de ruta grande, de los llamados “amarillos”.

Por su parte los médicos del Hospital Escuela Universitario (HEU), los heridos ya están siendo atendidos y por la tarde serán dados de alta.

Ya que los golpes que sufrieron afortunadamente no fueron de gravedad y podrán continuar su recuperación en su casa.