Muerte de Berta, de los conflictos más importantes del planeta

Los conflictos surgen por la distribución desigual de beneficios y sus impactos, y son, a la vez, una expresión cruda de la democracia, en la que los mas débiles reclaman que su voz se escuche.

1724
Berta Cáceres.

La necesidad de proveerse de recursos naturales o minerales y de energía (combustibles fósiles), para alimentar el engranaje del crecimiento económico, mueve las fronteras de la explotación hacia nuevos confines. Pero en el haber de esa exploración está una multiplicación de los conflictos ambientales.

Buscamos cobre, hierro o carbón en lugares del planeta en donde antes no se habían extraído. “A medida que vamos topando con los límites biofísicos del planeta, ya sean geológicos o ecológicos, los litigios se vuelven más intensos en las zonas con recursos aprovechables”, resume el filósofo y ensayista Jordi Pigem.

El equipo del Atlas Global de Justicia Ambiental del ICTA-UAB ha recopilado más de 1.700 conflictos y los ha colocado en el mapa. Aquí presentamos una selección de los diez conflictos más relevantes hecha por este equipo, co-dirigido por Leah Temper y J oan Martinez Alier, y coordinado por Daniela Del Bene.

Éstos casos son una amplia muestra, con una distribución geográfica y temática diversa que ilustra la disputa entre los aprovechamientos y los daños infligidos. Son casos a menudo localizados en los países del Sur, situados a miles de kilómetros, pero que están estrechamente relacionados con nuestro patrón de vida, con empresas españolas y europeas.

Los conflictos surgen por la distribución desigual de beneficios y sus impactos, y son, a la vez, una expresión cruda de la democracia, en la que los mas débiles reclaman que su voz se escuche. De hecho, cuando las organizaciones y grupos locales luchan por la justicia ambiental trabajan también a favor de una economía más sostenible.

Existe un movimiento global por la justicia ambiental, que reclama ser actor para la transformación socio-ecológica que la sociedad necesita. El Día Mundial del Medio Ambiente que se celebra este domingo justifica este viaje por un planeta seriamente herido.

conflictos1

1.- El petróleo contamina el delta del Níger (Nigeria).

El delta del río Níger es uno de los lugares más afectados por la masiva extracción de crudo en el mundo desde los años 50. El resultado son impactos ambientales y sociales irreparables, así como un altísimo nivel de violencia. La respuesta a las protestas contra estos daños ha sido la violencia de grupos armados locales, detenciones ilegales, torturas y ejecuciones.

Las comunidades locales han denunciado repetidamente prácticas industriales ilegales, como la quema del gas residual que se produce en el proceso de extracción y procesamiento del petróleo, que conlleva grandes daños ambientales y a la salud. La vegetación y las cosechas se han visto afectadas por la lluvia ácida, y otro efecto de la contaminación ha sido aumento de abortos, deformaciones congénitas, enfermedades respiratorias y casos de cáncer, según han denunciado.

La organización Amigos de la Tierra Nigeria ha documentado gran número de vertidos de crudo procedentes de las tuberías carentes de mantenimiento, que ha destruido un rico patrimonio natural. Frente a estos atropellos, la principal reclamación es la reparación de los daños producidos y también dejar en el subsuelo el resto de reservas de crudo, con el argumento de que, una vez extraídas y quemadas, agravarían las emisiones de gases invernadero y contribuirían al cambio climático.

El conflicto del Delta del Níger alcanzó un punto crítico en 1995 cuando el poeta y líder comunitario, Ken Saro Wiva, fue asesinado. A pesar de que el conflicto ha tenido altavoces internacionales, el acceso a la justicia para las comunidades afectadas requiere un gran esfuerzo para evitar una impunidad lamentable. Actualmente hay procesos abiertos en diferentes países, como Holanda, Ecuador y EEUU para investigar la responsabilidad de empresas que operan en el Delta; incluyendo a la anglo-holandesa Shell, la estadunidense Chevron y la italiana ENI.

conflictos3

2.- Vertidos mineros tóxicos sepultan una región (Samarco, Minas Gerais) en Brasil.

El 5 de noviembre de 2015, la rotura de la presa del Fundão en la Ciudad de Mariana (Minas Gerais) y el vertido de 34 millones de metros cúbicos de lodo sobre el pueblo de Bento Rodriguez mató a 19 personas y 600 personas quedaron sin hogar. Se considera el mayor desastre ambiental producido en Brasil por negligencia de una empresa.

Los desechos del embalse-vertedero provenían de la producción de mineral de hierro de la empresa Samarco (Vale, de Brasil, y BHP Billiton, de Australia-Reino Unido), una de las mayores minas de mineral de hierro en el mundo, hasta que el accidente paralizó sus actividades.