Migración: El Salvador cumple su parte y despliega militares a la frontera

492
El Salvador desplegará este jueves un contingente de 800 policías y militares para patrullar puntos ciegos de la frontera con Guatemala.

El Salvador desplegará este jueves un contingente de 800 policías y militares para patrullar puntos ciegos de la frontera con Guatemala, prevenir el tráfico ilegal de personas y combatir al crimen transnacional.

El ministro de Justicia y Seguridad Pública, Rogelio Rivas, explicó que con este contingente, al que se unirán más de un centenar de funcionarios de migración, se busca golpear a las estructuras criminales que negocian con la vida de las personas, pero también a los grupos violentos que obligan a la población a la migración forzada.

El despliegue de las patrullas comenzará en La Hachadura, un cruce fronterizo con Guatemala; está ubicado en el departamento de Ahuachapán, a 126 kilómetros al oeste de la capital.

Esta patrulla fronteriza es parte de un acuerdo con el secretario interino de Seguridad de Estados Unidos. Kevin McAleenan en los últimos meses ha realizado varias visitas a la region. El propósito de las visitas era buscar acuerdos que ayuden a frenar la migración irregular hacia su país.

Durante la reciente visita de McAleenan, el presidente salvadoreño Nayib Bukele explicó las medidas que va aplicar. Esto para combatir la migración irregular. Bukele dice que esas medidas  son las mismas que dispuso desde que asumió el poder el 1 de junio. Pero señaló que las reforzará.

Mientras en Honduras el gobierno ha negado haber firmado un acuerdo para convertirse en un Tercer País Seguro.

Aceptaron, eso sí, que tanto Honduras como EE.UU combatirán conjuntamente «la trata y el tráfico ilícito de personas en el Hemisferio Occidental».

Contrario a El Salvador, el gobierno de Honduras no habla de un acuerdo sino de una «agenda compartida» y «acuerdos ya existentes».

Nuevo intento para detener la migración

“Con el lanzamiento de las patrullas fronterizas se va atacar a las estructuras del crimen organizado; estas formaciones operan mediante la modalidad de tráfico de personas, contrabando y también delitos relacionados con las drogas”. Así lo explicó a The Associated Press Ricardo Sosa, un criminólogo experto en temas de seguridad y pandillas.

Agregó que “es oportuno y es un nuevo intento de abordar la temática con un bloqueo conjunto. Se están sumando esfuerzos y creo que los gobiernos se han dado cuenta de que no pueden seguir esta lucha de manera aislada, sino vía colaboración entre las naciones de la región”.

Cesar Ríos, que dirige el Instituto Salvadoreño del Migrante, señaló que las personas que porten sus documentos continuarán saliendo del país sin ninguna restricción. Sin embargo, la presencia de patrullas fronterizas “puede traer consecuencias porque las familias que se movilizan huyendo no van con un traficante de personas, van protegiendo sus vidas y se van a enfrentar a un cerco de seguridad en las fronteras”.

¿Libre movilidad?

Según un convenio centroamericano de libre movilidad conocido como CA-4, suscrito en 2006 por Guatemala, El Salvador, Honduras y Nicaragua, los ciudadanos de los países firmantes pueden circular sin restricciones y sólo portando sus documentos de identidad nacional. Sin embargo, a los menores de edad se les exige pasaporte para evitar el tráfico ilegal de niños.

Según estimaciones, hasta el último año unos 300 salvadoreños salían cada día rumbo a Estados Unidos. Ríos dijo que debido a las restricciones en la frontera sur de Estados Unidos y el cerco impuesto por el gobierno mexicano “hay menos personas de nuestra region saliendo diariamente”.