Messi y Trincao salvan al Barça en el Benito Villamarín

368
El Barcelona alarga su buena racha y, luego de ir abajo 1-0 durante varios minutos, remontó con la entrada de Lionel Messi y venció 2-3 al Betis en el Benito Villamarín.

ESPAÑA.- El Barcelona alarga su buena racha y, luego de ir abajo 1-0 durante varios minutos, remontó con la entrada de Lionel Messi y venció 2-3 al Betis en el Benito Villamarín.

CRONÓMETRO te trae la crónica de la victoria del equipo de Ronald Koeman.

Rotaciones

Debido al desgaste por la Copa del Rey, Koeman apostó fuerte por las rotaciones. Se quedaron en el banquillo Pedri, Messi y De Jong.

Sin embargo, el descanso del neerlandés se quedó en poco más de diez minutos debido a que Araujo, uno de los que más ha jugado, no fue de los elegidos por Koeman para rotar y tuvo la mala suerte de apoyar mal el pie izquierdo al ir a despejar el balón y hacerse un esguince en el tobillo de forma muy ostensible. Frenkie entró para jugar de central al lado de Lenglet.

El Barça, en media hora, no había creado una sola ocasión clara de gol. El Betis, consiente de la situación, sabía que debía aprovecharlo y así lo hizo.

Los laterales Emerson y Álex Moreno buscaron por arriba con insistencia a Borja Iglesias y funcionó. El centro llegó desde el sector de Jordi Alba y Busquets ni siquiera compitió por ganar la posición al delantero bético, que remató de primeras el centro de Emerson Royal. El Betis se puso por delante en un primer tiempo sin ocasiones de gol.

Un tiro de Mingueza a centro de Dembélé fue el primer aviso del Barça en la segunda parte, tras el cambio de Pedri por Braithwaite.

Messi al rescate

Lo que cambió el partido fue la irrupción de Messi. El capitán del Barcelona ingresó al campo y a los dos minutos, luego de un pase de Dembélé, se acomodó el balón y con la izquierda lo ajustó entre el portero y la base del poste para empatar 1-1. Un golazo de Messi para decir: «Aquí estoy yo».

Junto a Leo entró Trincao y el Barça volvió a a un 4-2-3-1, con Busquets y Pedri en el doble pivote y Messi entre líneas, con Griezmann arriba y Dembélé y Trincao en las bandas. Dembélé tuvo una gran ocasión, tras recibir una apertura de Griezmann, que el meta Joel Robles mandó a córner.

Catorce minutos después de entrar en el partido, Leo Messi habilitó a Jordi Alba y su centro, que intentó rematar Griezmann pero le salió un rechace, fue finalmente introducido en la portería por el central Víctor Ruiz. Un autogol generaba el 1-2 a favor de los culés.

El central se reivindicó al rematar a gol tras un bello centro cobrado por Fekir. El Barça había sido incapaz de salvaguardar el marcador a través del control del balón, no evitó el intercambio de golpes y el 2-2 llegó cuando decayó la frescura de los cambios.

El héroe final fue alguien inesperado. El joven portugués Trincao fue el invitado inesperado en el desenlace del partido, con un remate impresionante que se coló, ante la vigilancia Víctor Ruiz y la estirada de Robles. Luego de pegar en el horizontal, cayó el 2-3 en el Villamarín.


Nota para nuestros lectores

Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: http://bit.ly/2LotFF0