Pakistán: médico contagia a 65 niños con VIH al usar una misma jeringa

146
niños con VIH en Pakistán
Una semana antes, las autoridades se encontraban en estado de alerta después de que 18 niños de la ciudad dieran positivo en las pruebas de VIH.

LARKANA, PAKISTÁN. El pasado 3 de mayo de 2019, una noticia sobre las malas prácticas médicas y un estremecedor contagio de VIH resonó alrededor del mundo.

De acuerdo con AFP, al menos 90 personas, incluidos 65 niños, fueron contaminados con el virus de inmnunodeficiencia humana (VIH) en Larkana, al sur de Pakistán. Después de que un médico utilizó una jeringa contaminada para inyectar a todos los pacientes.

«Hemos detenido a un médico”, declaró Kamran Nawaz, jefe de la policía de la ciudad donde se desató la contaminación. “Según las autoridades sanitarias, el médico inyectaba medicamentos con una sola jeringuilla”, determinó.

De acuerdo con un documento de las autoridades locales, la fuente de la difusión de la enfermedad era la clínica donde supuestamente laboraba el médico detenido. Quien es portador del virus.

Una semana antes, las autoridades se encontraban en estado de alerta después de que 18 niños de la ciudad dieran positivo en las pruebas de VIH. Lo que llevó a los responsables de salud a realizar un análisis más amplio.

El nuevo estudio, realizado a porciones más grandes de la población que visitó el hospital en los últimos años, detectó a más de 90 individuos que resultaron contagiados con el virus.

«Más de 90 personas, incluidos unos 65 niños, resultaron ‘seropositivos”, informó el doctor Abdul Rehaman, responsable sanitario del distrito de Larkana.

Otros funcionarios del sistema de salud pakistaní confirmaron la contaminación de VIH. La ministra de Salud de la provincia de Sindh, Azra Pechuho, especificó que se realizaron pruebas en los padres de los niños infectados y confirmó que se obtuvieron resultados negativos.

Campañas de prevención

«La sangre de los padres de los niños infectados también se analizó. Pero sus resultados fueron negativos”, agregó.

Después de lo ocurrido, el sector Salud de Pakistán lanzó múltiples campañas de análisis y prevención a mayor escala. Con el fin de corroborar que no haya más infectados e informar a la población sobre los posibles riesgos.

Pakistán es considerado como un país con baja prevalencia de VIH, aunque la enfermedad va en aumento.