LA CEIBA. Una persona de sexo masculino fue asesinada ayer lunes en horas de la tarde en la conocida Colonia Leva de la zona norte de Honduras.

El fallecido fue identificado por las autoridades como Moisés Pascual Murillo de 29 años de edad, quien fue tiroteado cuando transitaba tranquilamente en una calle de la referida colonia.

Un vocero de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI) manifestó a los medios de comunicación, que la víctima fue detenida en dos ocasiones, pero fue dejado en libertad por orden judicial de los juzgados de La Ceiba.

CASO ARNOLD PERALTA EN INVESTIGACIÓN

Veinticinco declaraciones forman el amplio expediente policial que se ha recopilado para esclarecer el asesinato del futbolista Arnold Fabián Peralta (26).

A esto se suma un video, pero que no da muchas luces a la investigación. Las imágenes desde ningún ángulo captan la escena del crimen.

Apenas se observa la llegada del asesino vestido con un short y camisa clara al parqueo del centro comercial Uniplaza en La Ceiba. No va solo, otro hombre lo acompaña en una motocicleta, de la que baja.

El video solo capta cuando vuelve a subirse a la motocicleta. El asesinato se cometió en dos
minutos porque es lo que dura el video.

La cámara tomó cuando huyen del lugar, pero a ninguno de los dos se le ve el rostro. Desde el 10 de diciembre de 2015, tras el asesinato del jugador, los cuatro equipos de investigación tienen claro que ni el robo ni la extorsión son los motivos por los que mataron al jugador.

Lee también: Modelo Catherine Galo y su vida íntima con Arnold Peralta

Para los investigadores, la pista más fuerte en el caso es la pasional. “Conforme avanzaron las investigaciones se descartan el robo y la extorsión. El único móvil que manejamos es el pasional como origen de la muerte del jugador”, dijo uno de los agentes.

Lugar donde quedó tendido Arnold Peralta
Lugar donde quedó tendido Arnold Peralta

El robo se tomó como primera pista, pero no se fortaleció; lo único que se constató fue que al momento del ataque, el asesino se robó la cadena y pulsera de oro que la víctima portaba.

“Sí, se confirmó el robo de la cadena y pulsera, pero fue una situación aislada que no tomamos como un móvil”.

La extorsión fue desechada también, así como las amenazas de muerte. Sin
embargo, el motivo pasional tomó fuerza. “Vinculamos el caso con el asesinato de una joven originaria de Elixir, Sabá, Colón”, dijo el investigador.

Policía sigue investigando

Andrea Paiz Ochoa fue raptada y luego asesinada el mismo día que Arnold Peralta. Pero su cuerpo fue encontrado un día después en la aldea San Francisco, en Olanchito, Yoro.

El cadáver de la joven fue dejado en una carretera de terracería, era un lugar no muy transitado.

Las informaciones indican que a finales de noviembre, el jugador visitó una discoteca en La Ceiba, donde llegó en compañía de Andrea.

Versiones recabadas establecen que en el local se originó una discusión con una persona vinculada a una banda criminal. Lo anterior se dio en La Ceiba, porque el jugador iba en compañía de la jovencita.

“Se manejó esta versión. Investigamos con el dueño del centro nocturno y no obtuvimos datos concretos.

Hablamos con familiares de los dos fallecidos, pero ninguno los conectó. Nadie sabe si entre ellos existió alguna relación sentimental, y si existió algo fue casual”, agregó el agente.