Madre regresa de ruta migratoria y encuentra a su hijo en los depósitos de la morgue en TGU

259
morgue
Se conoció que el joven trabajaba en un car wash de la colonia San Miguel.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Tras un viaje dramático en la ruta migratoria, Maritza Servellón retornó al país para ver a su familia, sin embargo, le informaron que su hijo  estaba muerto y se encontraba en los depósitos de la morgue judicial de la capital.

En ese sentido, cansada del viaje y sin pensar más, decidió llegar hasta el Centro de Medicina Legal y Ciencias Forenses para identificar a su hijo Emerson Ricardo López Servellón, de 25 años de edad, en la morgue capitalina.

El cadáver de López Servellón ingresó a la morgue el 15 de septiembre en calidad de desconocido. Esto, luego que encontraron su cuerpo en una vía pública de la colonia Nueva Suyapa.

El joven laboraba en un car wash de la colonia San Miguel y sobre su muerte violenta las autoridades no tienen mucha información, según se conoció.

Por tal razón, Maritza Servellón  tuvo que interrumpir su viaje hacia el sueño americano. Pues una pariente la contactó porque su hijo no aparecía desde hace varios días y ya no hallaban que hacer.

«Yo volví porque me avisaron, yo andaba buscando trabajo y no encontraba, por eso yo le dije a Emerson que me iba a ir y si lograba pasar íbamos a tener nuestra propia casa porque nosotros alquilamos”, relató la mujer.

Ahora doña Maritza solicita ayuda para retirar el cuerpo de su hijo y darle cristiana sepultura. Lo anterior, debido a que no cuenta con los recursos económicos para realizar el proceso.

Lea También: Un total de 40 autopsias hizo Medicina Forense durante Semana Santa

Cuerpos desconocidos

Las autoridades de Medicina Forense realizaron el entierro de 43 cadáveres que nunca fueron reclamados por sus familiares. La sepultura masiva se llevó a cabo el pasado 17 de agosto.

El entierro masivo se llevó a cabo en el Cementerio Humanitario. Este se encuentra ubicado en en el kilómetro 14 de la carretera a Olancho, en la zona nororiental de Honduras.

De estos 43, siete fueron identificados. Aun así, estos nunca llegaron los parientes a Medicina Forense, por eso hoy se les tuvo que enterrar.

Dentro de las 43 cadáveres enterrados hoy, como se ha mencionado anteriormente, solo siente fueron identificados. Entre ellos: Fernando de Jesús Alfaro, originario de Cortés, Carlos Enrique González Mejía, oriundo de El Paraíso. También se identificó a Yonis Javier Andino Elías de Yoro y Elton Alejandro Acosta, de Francisco Morazán.