Los hábitos de papá también dejan huella en el futuro bebé

557
Lo que un hombre hace a lo largo de su vida tiene un impacto en su semen, y esos cambios pueden conferir cierto riesgo a su descendencia.

ESPAÑA. -Lo que un hombre hace a lo largo de su vida tiene un impacto en su semen, y esos cambios pueden conferir cierto riesgo a su descendencia. Malos hábitos como el sedentarismo, fumar o comer mal, pueden tener sus consecuencias en la propia salud y en la de los futuros hijos.

Esta es la principal conclusión de un estudio publicado recientemente por los National Institutes of Health que evidencia que, a medida que los espermatozoides atraviesan el sistema reproductor masculino, desechan y adquieren una carga no genética que altera a los espermatozoides antes de la eyaculación, y que estas modificaciones no solo transmiten el estado actual de bienestar del padre, sino que también puede tener consecuencias drásticas en la viabilidad de sus futuros hijos.

Cada año, nacen más de 36.000 niños y niñas gracias a las técnicas de reproducción asistida en España, según los últimos datos de la Sociedad Española de Fertilidad (SEF).

Esto representa un 7% del total anual de bebés que nacen en nuestro país. Cuanto mayor es el progenitor, mayor es la importancia de la calidad del esperma a la hora de someterse a este tipo de tratamientos.

“Al parecer, existen múltiples variaciones en la Fecundación in Vitro (FIV), pero en los casos de infertilidad masculina, por ejemplo, los espermatozoides que luchan por nadar hasta el final, deben extraerse quirúrgicamente de los testículos o el epidídimo, un conducto alargado y enredado que acuña cada testículo, por lo que estos son cruciales porque son ya los elegidos”, puntualiza el autor del estudio y experto en biología molecular Kenneth Aston.

La calidad del esperma ha empeorado

El Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI), en una investigación de 2018, asegura que la calidad del esperma ha empeorado de manera notable. “Los varones infértiles que acuden a un tratamiento de reproducción asistida han mostrado evidencias en el descenso de la calidad del semen hasta en un 10%, lo que hace que los tratamientos necesarios de reproducción asistida para lograr tener descendencia sean a partir de ahora más complicados de hacer”, explica el doctor Nicolás Garrido, director de la Fundación IVI y coautor del estudio.

“Existen muchas investigaciones acerca de los efectos adversos del estilo de vida tóxico y la exposición constante a influencias ambientales negativas sobre la calidad de los espermatozoides, pero aún no se sabe con exactitud cómo de nocivos resultan estos factores. Dado que la etiología de esta tendencia en declive del TMSC sigue siendo una especulación, se hace obligatorio un estudio continuado y más preciso de estos factores que pueden afectar negativamente la calidad del esperma”, concluye Garrido.

Algunas causas de esta baja calidad

La publicación americana Fertility and Sterility recoge varias investigaciones sobre algunas de las posibles causas. En cuanto a los hábitos de alimentación, por ejemplo, considera que la calidad del esperma es menor en los hombres que ingieren lácteos grasos y carne procesada, y explica que el hecho de no comer verduras, también influye. Y otro de los informes centrado en el tabaquismo y el consumo de drogas blandas como la marihuana, concluye que los niveles de espermatozoides cuando se consume con asiduidad bajan de una manera exponencial.