Ingeniero se salva milagrosamente al estrellarse con una rastra en la carretera que conduce a Danlí

209
En el accidente solo se reportan perdidas materiales.

Tegucigalpa. La carretera hacía Danlí se ha convertido en fiel testigo de accidentes y muertes ocasionadas por imprudencias de conductores.

En este caso no fue la excepción, ya que un ingeniero de nombre Juan Alexander Amador, se salvó de puro milagro al estrellarse con una rastra.

El hecho se dio exactamente en el kilómetro 30 a cercanías del Zamorano en la aldea El Chagüite.

Según versiones, el ingeniero venía a exceso de velocidad y rebasando en curvas.

Por su parte, el conductor del vehículo pesado no pudo hacer nada e impactó con el carro hasta estrellarlo en un paredón.

El carro del Ingeniero quedo totalmente destruido.

Cabe destacar, que afortunadamente el ingeniero no iba acompañado, ya que  la parte del copiloto quedó totalmente deshecha.

Por otro lado, el ingeniero fue trasladado al Hospital Escuela Universitario, para su respectiva evaluación.

Mientras tanto, el conductor de la rastra salió ileso. Este se conducía hasta Guatemala con varia mercadería.

Cabe destacar que autoridades que se hicieron presentes no descartan que el accidente se ocasionó por exceso de velocidad por parte del vehículo pequeño, una Nissan Frontier color verde conducido por Juan Alexander Amador.

Además, a esto se le atribuye el mal estado de la carretera en esa zona, destacaron autoridades.

Lea también: Duro golpe al narcotráfico: cinco sujetos son detenidos por narcomenudeo en la capital

En otras noticias: Taxista se estrella contra vivienda tras ser herido de bala en SPS

Esta madrugada un taxista se estrelló contra vivienda en el sector Las Palmas, después de ser herido de bala por desconocidos en la zona norte del país.

Héctor Alfonso Ponce Quintanilla fue asesinado dentro de su unidad de transporte a la altura de la 25 calle del mencionado barrio.

Al parecer, el conductor de taxi llegaba a recoger un cliente pero no pudo dar con la dirección proporcionada. Cuando se disponía a avisar por radio a la base, sujetos desconocidos le infiriendo varios disparos.

Cuando se dio cuenta de lo que grave que era su situación, aceleró su unidad y en ese instante, él falleció. Acto seguido, el vehículo se llevó de paso la pared de una vivienda.

El taxi con número de registro 2311 quedó destruido con la víctima en su interior. Hasta el momento se desconoce el paradero de los hechores.