29.5 C
San Pedro Sula
miércoles, julio 6, 2022

Inculpado: Otto y Baldetti recibían el 50% de los sobornos

Debes leer

Ciudad de Guatemala- El expresidente guatemalteco Otto Pérez y la ex vicepresidenta Roxana Baldetti recibieron sobornos de una estructura que defraudó el sistema de aduanas, aseguró uno de los detenidos por el caso durante una audiencia judicial transmitida por la radio y televisión locales.

Salvador González, alías Eco, vinculado a la “estructura externa” del millonario fraude aduanero, dijo ante el juez que lleva el proceso que tanto Pérez como Baldetti recibían 50% de los sobornos recaudados por la estructura denominada “La Línea”, que ayudaba a empresarios a evadir impuestos.

“El 50% de los sobornos eran para el 1 y la 2 (…). Fui yo quien identificó como 1 y 2 al presidente y a la vicepresidenta para efectos de distribución del dinero”, refirió González en la etapa intermedia del caso a cargo del juez Miguel Ángel Gálvez, titular del Juzgado de Mayor Riesgo B.

González fue detenido el pasado 16 de abril como presunto jefe de una estructura externa a las aduanas que participó en el fraude, junto a una veintena de otras personas, incluidos altos funcionarios del sistema aduanero.

Durante la audiencia, González explicó la forma en que fue organizada la estructura de defraudación y confirmó haber tenido una reunión con Pérez, quien renunció a la presidencia el pasado 2 de septiembre a raíz del escándalo y actualmente cumple prisión preventiva.

La Fiscalía y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), un ente adscrito a la ONU, identifican a Pérez como uno de los cabecillas de la red junto a su ex vicepresidenta Baldetti, quien dimitió en mayo. Baldetti se encuentra en el hospital del Ejército debido a padecimientos de salud.

González también admitió que tuvo acercamientos para coordinar la estrategia del fraude con el ahora prófugo Juan Carlos Monzón, entonces secretario privado de Baldetti y señalado como el cerebro de la estafa.

¿Cómo se relacionó?
González Álvarez explicó que a la primera que conoció fue a Baldetti a quien llegó a través de Juan Carlos Monzón, prófugo de las autoridades guatemaltecas.

Durante su declaración afirmó que en un principio manejó unas siete sociedades anónimas de la ex vicepresidenta, las cuales estaban sin uso desde hacía un par de años –desde su creación–.

“Se supone que yo debía hacer que volvieran a funcionar, pero luego me explicaron el proyecto y me dijeron que tenía que explicar cuánto debía facturar cada empresa para determinar cuánto era el movimiento que se tenía que hacer al mes”, manifestó.

Entre las empresas mencionó: Centro Industrial de Oriente, Gardenia (que era un área inmobiliaria en Coatepeque), y Galú, la cual se supone que adquiriría un bien inmueble que pudiera servir como hotel en Antigua Guatemala.
“Sé que lo que terminé haciendo fue dándole apariencia de legalidad a transacciones que no lo eran”, manifestó.
Eco, afirmó de a poco se involucró más y le ofrecieron la gerencia general de Corporación de Noticias, pero rechazó la oferta, luego le indicaron que el Presidente Pérez Molina quería conocerlo por recomendación de Baldetti.
“Me dijeron que el proyecto era para mejorar la recaudación y que sería directamente con el Presidente. Déjeme decirle señor juez que yo me sentí orgulloso de apoyar en el incremento de recaudación y a una persona como el Presidente”, comentó.
Reconoció que el proyecto abarcaba los puertos Quetzal, en Escuintla, y Santo Tomás en Izabal, y “fue allí donde se me hizo ver que además de buscar el incremento de recaudación había que hacer un cobro que se relacionaba con agilizar los trámites aduaneros. Era un pago. Yo debía llevar un control, hice una tabla y le puse una guía 1 y 2 en lugar de poner presidente y vicepresidente”, detalló.

Agregó que era muy difícil trabajar con “Claudia” –Méndez– porque era muy legalista, “todo lo quería por escrito”.
El ahora detenido, dijo que para referirse a la Comisión Internacional contra la Impunidad (Cicig) utilizaban la clave: “las cinco letras”.

Según González Álvarez, la embajada americana estaba al tanto del proyecto de recaudación y del trabajo que allí realizaría Javier Ortíz, alias Comandante Jeréz.

“Soy víctima”
Al final de su declaración, González Álvarez pidió disculpas a todas las personas que mencionó durante su disertación, así como a quienes hayan salido afectadas con la estructura criminal denominada La Línea.

“Yo también soy víctima, pero de mí mismo. Soy víctima de una mala decisión. Le pido disculpas a mi familia, porque ellos no tienen que estar sufriendo nada de los efectos de lo que yo hice”, manifestó.

Agregó: “No me voy a defender, estoy contando los hechos tal y como yo los viví. Insisto en que yo terminé haciendo algo por lo que no fui contratado, pero al final lo hice”.

Frase
“Fui yo quien identificó como 1 y 2 al presidente y a la vicepresidenta para efectos de distribución del dinero”, refirió González, inculpado en caso La Línea

GUATEMALA-POLITICS-CORRUPTION-HEARING
Un grupo de 20 hombres arrestados por estar vinculados al caso de fraude fiscal La Línea.

Hoy en Cronómetro

error: Contenido Protegido